Chivas está vivo, la liga se les fue, pero en el torneo copero avanzaron a los cuartos de final. El Rebaño encontró en la copa el alivio a sus penas. Hedgardo Marín se encargó de marcar el único tope de la noche. Chivas fue superior a su némesis y los volvió a dejar en el camino. El Clásico Tapatío, esta vez,  se tiñó de rojo y blanco.

Atlas luchó, buscó, pero Miguel Jiménez les negó todo. El “Wacho” se puso la capara de héroe varias veces. El regreso de Rafael Márquez a la banca de poco sirvió. El “Káiser” no pudo entrar  a la batalla. Chivas sigue vivo en el torneo copero, el campeón todavía busca defender su corona. Sigue Atlante.

EL PARTIDO

Chivas estudió y entendió a la perfección su examen. El torneo copero era lo único que podía rescatar a los rojiblancos del fracaso en la segunda mitad del año. El cuadro tapatío atacó de inmediato a su némesis.

Carlos Fierro, la “Chofis” López, Rodolfo Pizarro y Carlos Cisneros pisaron el acelerador muy rápido. La zaga rojinegra sufrió con la velocidad de los atacantes rojiblancos. Cisneros fue el arma más peligrosa de los locales, Carlos no jugó el fin de semana para estar fresco anoche. El descanso le sirvió. Él con dos tiros en el área exigió a Fraga.

Atlas lució aturdido, pero no se dejó espantar. Juan Pablo Vigón y  Brayan Garnica respondieron a los ataques del chiverío. Caraglio al frente esperó paciente un balón a modo para probar a Jiménez. Orbelín Pineda y Alejandro Mayorga se unieron a los embates rojiblancos, el lateral zurdo mandó dos centros precisos al área que Brizuela y Pizarro no lograron aprovechar.

El acostó del Rebaño no cesó, Cisneros inquietó a Fraga de nuevo. La superioridad del local no tardó en reflejarse en el marcador, Hedgardo Marín con la cabeza abrió la cuenta. El tanto del chiverío modificó poco las cosas. El Rebaño siguió encima, pero los Zorros comenzaron a atacar más.

El “Profe” Cruz rápido volteó a la banca y decidió mover a una de sus piezas. José Ávila tomó el lugar de Uvaldo Luna. Rafael Márquez también estuvo disponible. El regreso del “Káiser” animó a todos. Ávila trató de inquietar a la sólida zaga rojiblanca. Pocas veces lo logró. Pereira y Marín pararon todo.

Todavía antes de ir a tomar un respiro Rodolfo Pizarro pudo incrementar la ventaja, pero Fraga detuvo su remare. Con el chiverío encima y esporádicos ataques de los Zorros. El árbitro mandó a todos a descansar.

Al volver al campo Cruz lanzó otro movimiento. Jahir Barraza ingresó al campo para reforzar el ataque de los visitantes.

Atlas se vio más incisivo. Caraglio se quedó cerca de empatar el juego luego de un centro preciso del “Hueso” Reyes. Luis desbordó y Milton remató. Jiménez contuvo todo.

Los Zorros comenzaron a dejar huecos en todo el campo. En un rebote Fierro trasladó el balón hasta el área rojinegra, Carlos levantó la vista para tirar a un costado de Fraga, pero su tiro salió directo a Miguel. El “Güero” perdonó.

El juego se volvió de ida y vuelta, Barraza estuvo cerca de empatar el juego. El “Wacho” volvió a salvar su portería. Chivas respondió con un tiro de volea de Mayorga, Fraga detuvo el disparo. Atlas ya era superior a los locales, Almeyda lo detectó y decidió reforzar la mitad del campo con el ingreso del “Tortas” Pérez. Los Zorros siguieron encima, pero no lograron mover la red. La desesperación los empezó a consumir

La idea de ver a Rafael Márquez en el campo se desmoronó con el ingreso de Fidel Martínez. Cruz buscó desesperadamente un gol.

Antes de que comenzara el vendaval rojinegro Facundo Erpen salió expulsado. Eso truncó todo. Chivas respiró y se dedicó a esperar el final del juego. El Rebaño tuvo espacios para marcar un tanto más, pero no lo hicieron. El tiempo se agotó y arrojó al chiverío como uno de los ocho mejores equipos de la copa. Frente al Atlante buscarán su pase a la antesala de la final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here