No es un secreto que, a Cristiano Ronaldo, delantero del Real Madrid, le encantaría regresar al Manchester United para disfrutar la etapa final de su carrera como futbolista profesional con el club que apostó por él cuando apenas era un adolescente.

Sin embargo, pocos se habrían imaginado que el portugués tuviera que hacerlo tras salir por la puerta de atrás del estadio Santiago Bernabéu, donde ya no se siente valorado.

Incluso, aseguran en su entorno, se siente traicionado porque Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, no ha cumplido con ofrecerle la nueva renovación de contrato que le prometió el 3 de junio de 2017, justo después de que el delantero firmó dos goles ante la Juventus para darle al conjunto merengue el histórico bicampeonato en la Champions League.

Desde entonces, CR7 ha mandado dos advertencias a la directiva del club español. Lo hizo cuando conquistó su quinto Balón de Oro y también cuando ganó el Mundial de Clubes.

“Me gustaría mucho retirarme en el Real Madrid, pero no depende de mí. No soy quien manda en el club. Pero ya veremos”, indicó un mes atrás.

Tal es su enojo, que incluso ya les comentó a sus compañeros de equipo que se irá al Manchester United en el próximo mercado de verano para ponerse bajo las órdenes de su compatriota José Mouri-nho, quien ya lo dirigió, precisamente, en el Real Madrid.

En Old Trafford lo recibirían con los brazos abiertos de no ser porque entre las pretensiones de Cristiano Ronaldo está la de volver a ser el jugador mejor pagado del mundo.

Además, hay que considerar que el Real Madrid, con el que renovó por última vez el 6 de noviembre de 2016, también hasta 2021, no lo dejaría ir por menos de los 96 millones de euros que pagó por él en 2009. Lo que hace que el Manchester United, prácticamente, se haga el desentendido, al menos hasta el momento.

Otro motivo por el cual Cristiano Ronaldo se siente molesto es porque Florentino Pérez no ha desmentido el supuesto interés que tiene en fichar a Neymar, quien esta temporada dejó al Barcelona para convertirse en el fichaje más caro en la historia, luego de que el París Saint Germain pagó 222 millones de euros por el brasileño.

Incluso, hay versiones que aseguran que el presidente del Real Madrid considera a Cristiano Ronaldo como una posible moneda de cambio, lo cual, hasta cierto punto, haría posible la transacción, ya que por Neymar tendrían que pagarse, de acuerdo con los precios actuales en el mercado, no menos de 300 millones de euros.

Eso sin olvidar que el delantero del París Saint Germain tiene asegurados cerca de 100 millones de euros al año, tomando en cuenta el ingreso extra que recibe por ser embajador del Mundial de Qatar 2022, beneficio obtenido gracias al club francés.

Fichar al capitán de la Selección Brasileña también representaría un riego en el vestidor del Real Madrid, ya que el resto de sus jugadores, evidentemente, pedirían que se revisara y actualizara su salario.

Así, el futuro de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid vuelve a ser el centro de atención en este mercado de invierno, cuando, a sus casi 33 años de edad, atraviesa por un momento de muy bajo rendimiento, con sólo cuatro goles en lo que va de la temporada en la Liga española, en la que el Real Madrid se encuentra en la cuarta posición, a 19 puntos del líder Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here