La selección femenina de hockey de los Estados Unidos festejó ayer en PyeongChang (Corea del Sur) la conquista de su primer oro olímpico en veinte años tras doblegar al combinado canadiense, por 3-2 en la ronda de los penaltis.

Al término de la prórroga de la final disputada en el Centro de Hockey de Gangneung, el marcador reflejaba un empate (2-2) entre la defensora del título y la gran aspirante.

En los penaltis, sin embargo, el cuadro estadounidense estuvo más acertado y consiguió batir al equipo que se había coronado campeón en las cuatro últimas ediciones de los Juegos Olímpicos.

Ayer Estados Unidos truncó su racha y se reencontró con la victoria en una final olímpica femenina de hockey.

La escuadra estadounidense tomó ventaja en el primer periodo, por mediación de Hilary Knight, pero sus oponentes reaccionaron en el segundo parcial con los tantos de Haley Irwin y Marie-Philip Poulin.

En el tercero, la selección dirigida por Robb Stauber se aferró al sueño de colgarse la medalla de oro gracias a un gol de Monique Lamoureux-Morando, que significó el 2-2.

En la prórroga se mantuvo la igualdad y, ya en los penaltis, la guardameta Maddie Rooney, de 20 años, se erigió en heroína para alegría de los Estados Unidos.

Su última parada a Meghan Acosta y el acierto de Jocelyne Lamoureux-Davidson justo a continuación valieron el primer oro olímpico en hockey femenino para Estados Unidos desde 1998.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here