En Paraguay se suscitó un escándalo luego de que Antonio González, presidente del club Rubio Ñu, expusiera la relación sentimental que sostenía con el jugador Bernardo Gabriel Callero.

González compartió una imagen en la que se le ve junto a Callero recostados y sin ropa, según reportes, se debió a que el representante del futbolista lo habría convencido de abandonar la entidad.

“Vamos a ser sinceros, Callero es una persona que estaba conmigo en el club Rubio Ñu, era muy especial para mí. Entre paréntesis, era mi pareja personal”, señaló el directivo. En una grabación difundida, se le ve arremeter contra el deportista.

Después sacó una segunda filmación en la que se le ve más sereno explicando lo sucedido aunque sin retractarse de los hechos.

González explicó en la radio Azul y Oro de Luque: “Tenía todos los privilegios: vehículos que él nunca pensó manejar, como Mercedes Benz, Land Cruiser, Prado y Hilux. De repente apareció una vieja loca, loco, (por el representante) y se tuvo que ir del club, porque le llevó a Mar del Plata. Entonces tuve que tomar la medida para que no entre más al club. Ahí empezó todo”.

Tajante señaló que no continuará en Rubio Ñu.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here