Casi 3.5 millones de entradas fueron solicitadas en la primera fase de venta de entradas para el Mundial de Rusia 2018, que comenzó a mediados de septiembre, según informó ayer la FIFA. En torno al 70 % de esas solicitudes proceden de Rusia, mientras el resto provienen de países como Alemania, Brasil, Argentina, México, EU, Colombia, Egipto, China o Polonia.

Más de 300 mil solicitudes corresponden a aficionados que quieren asistir a la final del 15 de julio de 2018 en el estadio Luzhnikí, mientras 150 mil compraron entrada para acudir al partido inaugural del 14 de junio. Según las reglas, cada aficionado puede solicitar un máximo de cuatro entradas para cada partido y no podrá asistir a más de siete encuentros mundialistas. Las ventas se dividen en tres fases, la segunda de las cuales comenzará después del sorteo mundialista del 1 de diciembre y la tercera que arrancará el 18 de abril y concluirá el día de la final, el 15 de julio.

Además de partidos individuales, también estarán disponibles abonos para estadios específicos, aunque en el caso del Luzhnikí no incluyen ni el encuentro inaugural, ni las semifinales ni la final. Los aficionados rusos podrán acceder en exclusiva a una categoría con precios especiales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here