La corona del Rally Guanajuato México regresó a Sebastien, pero no al de apellido Loeb, sino a Ogier, quien sumó firmemente su cuarta conquista en la tercera fecha del WRC, en pleno festejo de su XV aniversario.

Dos ediciones después, el francés volvió a saborear las mieles del triunfo en los caminos “guanajuas”, primera vez con M-Sport, ya que de 2013 a 2015 ganaría para Volkswagen.

Al nacido en Gap le bastó con hacer cinco scratch de 22 posibles, cuatro de estos el sábado, de esta manera concluyó con un tiempo acumulado de 3:54:08.0, seguido del español Dani Sordo (Hyundai) a 1:03.6 minutos y de Kris Meeke (Citroën) a 1:19.2.

En su retorno al Mundial de Rallies, la leyenda Sebastien Loeb terminó quinto, con una diferencia de poco más de dos minutos en relación a su paisano Ogier.

La siguiente cita del campeonato es el Rally de Córcega (Francia) del 5 al 8 de abril.

TOYOTA ACELERA

La última jornada de actividades incluyó tres especiales de terracería, una pasada por Alfaro (24.32 Km.) y dos por Las Minas (11.07 Km.), la última de estas sirviendo como etapa de poder (Power Stage).

Ogier arrancaba con 35.9 segundos de ventaja sobre su más cercano perseguidor que en ese instante era Meeke, prácticamente con el triunfo echado a la bolsa.

Mientras el galo manejó con cabeza fría, Latvala hacía scratch en Alfaro con 15:23.7 minutos, mismo caso del estonio Tanak con 6:42.9 en Las Minas, siendo así una buena mañana para los de Toyota. En la Power Stage se repartieron puntos para los más rápidos: Tanak (6:33.1), Ogier (+0.4) y Latvala (+1.3), aunque horas más tarde se confirmó una penalización de 10 segundos para Sebastien, dejándolo sin unidades extra.

MEEKE Y SUS DRAMAS

A Kris Meeke le encanta sufrir el último día del Rally México, aunque en ocasiones la suerte no lo acompaña del todo, para muestra su inoportuno incidente en el tramo de Alfaro que le hizo perder poco más de un minuto y la segunda posición.

El británico dejó su Citroën C3 en dos ruedas, necesitando del apoyo de los aficionados para enderezar el auto y después tuvo que mostrar pericia al volante para volver al tramo.

Hace un año Meeke estuvo a nada de ceder la victoria, cuando a pocos metros de concluir la última etapa fue a dar hasta una zona de estacionamiento, para buena suerte de él y su navegante Paul Nagle, la ventaja era suficiente para conservar el primer lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here