Ana Sofía Sánchez se convirtió en la primera mexicana en ganar un partido en la historia del Abierto de Monterrey, al derrotar por 6-3, 4-6 y 6-4 a la estadounidense Usue Arconada.

Tras poco más de dos horas y media de partido, la originaria de San Luis Potosí consiguió una victoria inédita en la historia del torneo, ante una rival que ofreció resistencia hasta los últimos segundos del partido.

Nunca ninguna jugadora mexicana había avanzado a la segunda ronda y ahora sorpresivamente Sánchez lo hizo y jugará ante la estadounidense Sachia Vickery, quien derrotó a Irina Falconi.

El primer set favoreció a Sánchez, quien hizo gala de su potente zurda para tomar la ventaja parcial y que aprovechó un desafortunado despiste de Arconada para llevarse el juego decisivo.

Para el segundo parcial, el duelo se tornó bastante apretado; la estadounidense tomó ventaja rápido, pero su rival apretó el paso y mantuvo la paridad.

Arconada le rompió el saque y sorpresivamente logró llevarse el segundo set minutos después.

La intensidad y el desgaste físico caracterizaron el encuentro, donde la afición jugó un papel clave al alentar a Ana Sofía Sánchez de forma constante.

En el último set el cansancio era visible en ambas jugadores, pero la mexicana se sobrepuso para obtener un triunfo que pasa a formar parte de la importante historia del Abierto de Monterrey.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here