Mamoudou Gassama, de 22 años, un joven malí sin papeles que el sábado escaló en pocos segundos cuatro plantas de un edificio en París para salvar a un niño, será nacionalizado francés, anunció este lunes el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

De entrada, “todos los papeles van a ser regularizados”, afirmó Macron al recibir al joven durante una conversación, divulgada en su página Facebook. Pero el jefe de Estado le propuso además iniciar los trámites para obtener la nacionalidad francesa, lo que Gassama aceptó.

El joven malí fue aclamado como un “héroe” en Francia después de que un video, visto por millones de personas en las redes sociales, mostrara cómo escalaba sin pensarlo cuatro plantas de un edificio tras ver a un niño en peligro, que colgaba en el vacío.

“No pensé en nada, pensé en salvarlo y gracias a Dios lo salvé”, cuenta desde entonces el joven que llegó a Francia en septiembre de 2017.

“Es una acción excepcional, un acto de heroísmo. Quise que se pudiese tomar una decisión excepcional con usted”, dijo el presidente a Gassama visiblemente emocionado. Macron agregó que se trata de una excepción ya que como migrante que no es solicitante de asilo no debería ser regularizado.

“No podemos darle (documentación) a todos los que vienen de Malí, de Burkina (Faso). Cuando están en peligro se les da asilo, pero no por razones económicas”, dijo. “Pero en lo que lo concierne, usted hizo algo excepcional. Aunque no lo haya pensado, es un acto de coraje y de fuerza que merece la admiración de todos”, dijo el presidente.

“Acto de coraje”

Mamoudou Gassama, que se unirá al servicio cívico de los bomberos, no escondió su emoción.

“Es la primera vez que gano un trofeo como éste”, dijo, refiriéndose a un diploma y una medalla que le fue entregada por “acto de coraje y abnegación” que recompensa a “toda persona que, en peligro de su vida, socorre a una o varias personas en peligro de muerte”.

Los hechos se produjeron el sábado en el norte de París. Los bomberos fueron alertados por los transeúntes que un niño colgaba en el vacío desde un cuarto piso.

Al llegar al lugar los bomberos se encontraron con que el pequeño, de cuatro años, ya había sido rescatado.

“Por suerte había alguien con un buen estado físico y que tuvo el valor de ir a buscar al niño”, indicaron a la AFP.

La escena de vértigo fue filmada por los transeúntes que se agruparon en la calle para seguir el desarrollo de los acontecimientos, y fue difundida en las redes sociales.

Según los primeros elementos de la investigación el niño se quedó sólo en el balcón sin sus padres.

Su padre, nacido en 1981, fue detenido el domingo de manera preventiva por haber dejado a su hijo sin vigilancia.

La madre del niño no estaba en París en el momento de los hechos. El niño quedó a cargo de un centro social.

Las reacciones en Francia alcanzaron a todo el arco político.

Incluso el vicepresidente del Frente Nacional (extrema derecha) Nicolas Bay dijo estar de acuerdo con regularizar al joven por su “acto de valentía”. Pidió al mismo tiempo expulsar “al conjunto de los clandestinos” en Francia.

El último ‘héroe’ en ser naturalizado por Francia por su coraje fue Lassana Bathily, un malí solicitante de asilo que había salvado a varias personas durante la toma de rehenes en un supermercado judío en enero de 2015 en París.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here