La francesa Total abrió este miércoles la primera de 250 gasolineras en México para sumarse a otras gigantes extranjeras en la pelea por el recién abierto mercado de los combustibles.

La gasolinera ubicada en Reforma 1005, Lomas de Chapultepec se suma a las 249 que se localizarán en el centro del país y funcionan bajo la franquicia de Petróleos Mexicanos (Pemex), hasta hace poco la única distribuidora de combustibles en el país.

BP, Shell, Exxon-Mobil ya cuentan con algunas estaciones de servicio al lado de firmas mexicanas, mientras que Pemex sigue controlando más del 78% del mercado.

“Se trata entonces de un mercado cada vez más rico en opciones, en beneficio de los consumidores del país”, dijo Aldo Flores, subsecretario de Energía durante la inauguración.

Total, que vende lubricantes en México desde 1982, compró las 250 estaciones a Pemex y las controlara bajo su marca.

En 2013 se votó una reforma constitucional que abrió por primera vez en más de siete décadas el mercado energético mexicano en el marco del cual Pemex era la única responsable de toda la cadena, desde encontrar el petróleo, extraerlo, procesarlo y venderlo.

El precio de la gasolina fue liberado desde diciembre en todo el país, con lo que se eliminó el último control oficial y arrancó la libre competencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here