De nuevo se espera fuga de consumidores de Baja California a San Diego, debido a las ofertas del Black Friday en Estados Unidos, con elevados impactos económicos para los comercios del otro lado de la frontera, advirtió el economista e investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef) en Tijuana, Alejandro Díaz Bautista.

Explicó que se mantienen estimaciones de que los residentes fronterizos de Baja California dejarán una derrama económica de 1,000 millones de dólares en el sur de California, durante la semana del Viernes Negro, pese al aumento del precio del dólar en las últimas semanas.

El Black Friday ha sido un día en el que tradicionalmente los comercios estadounidenses colocan descuentos de hasta 90% en sus productos, y que en el caso de Tijuana ha ocasionado un desfile de miles de personas que cruzan la frontera hacia Estados Unidos para alcanzar alguna de las ofertas.

PÉRDIDA ECONÓMICA

De acuerdo con estudios del Colef y la Asociación de Gobiernos de San Diego (Sandag, por sus sigla en inglés), la fuga de consumidores durante todo el año representa entre 6,000 y 7,000 millones de dólares, mientras que la temporada navideña es la más importante, ya que la gente aprovecha para hacer compras de artículos que reservó para las ofertas en las tiendas.

Explicó que la fuga de consumidores es un fenómeno generado por la integración económica de las regiones de Baja California y el Sur de California, la ubicación geográfica de la zona y la opción tradicional que tienen los fronterizos de decidir dónde hacer sus compras, pero principalmente por los precios competitivos de los negocios estadounidenses, que sin excesivas regulaciones hacendarias pueden ofrecer descuentos.

“En este 2017 esperamos que el Buen Fin compita contra el Black Friday en la frontera norte de México”, indicó el investigador.

Aunque en el caso de Tijuana, el Centro Metropolitano de información Económica y Empresarial (Cemdi), encargado de las estadísticas, aún no cuenta con la información sobre los resultados de esta edición, que se llevó a cabo del 17 al 20 de noviembre, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo local, Mario Escobedo Carignan, dijo que la proyección es alcanzar los 3,500 millones de pesos en ventas.

Escobedo Carignan indicó que el evento tiene como objetivo reactivar la economía de la región y fomentar el consumo interno para evitar la fuga de consumidores hacia el otro lado de la frontera (Estados Unidos), por lo que programas como el Buen Fin y campañas como “Yo Compro en Tijuana” son parte de la estrategia por mantener ese flujo de capital en la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here