En la apertura de operaciones cambiarias de esa semana, bancos de la Ciudad de México venden el dólar libre en su máxima cotización de hasta 19.63 pesos por unidad en ventanillas de Bancomer y su mínimo valor de 18.42 pesos en bancos Santander.

Por su parte la divisa estadounidense se compra en su mayor precio de 18.85 pesos en sucursales de Inbursa.

El peso operaba estable a la espera de la publicación de indicadores económicos relevantes durante la semana, así como decisiones de política monetaria que podrían influir sobre el tipo de cambio.

La moneda mexicana cotizaba en 19.1390 unidades por dólar, con una depreciación del 0.10%, ó 1.9 centavos, frente a los 19.12 pesos por billete verde del precio de referencia de Reuters del viernes.

En Estados Unidos, el miércoles se publicará el dato del sector manufacturero ISM y se anunciará la decisión de política monetaria de la Reserva Federal. El viernes se publicará el dato de empleos de la nómina no agrícola.

En México, se publicará la estimación oportuna del crecimiento económico del tercer trimestre este martes.

El dólar operaba estable más temprano luego de registrar su mayor alza semanal del año, después de una moderada toma de ganancias de los inversores tras la divulgación de indicadores en Estados Unidos que señalaron que la mayor economía del mundo está cobrando impulso.

“El dólar está ganando cierto impulso y si vemos más evidencia de los datos económicos esta semana, la tendencia alcista se mantendrá, particularmente ante el euro”, dijo Richard Falkenhall, estratega de divisas de la firma SEB en Estocolmo.

El índice dólar, que lo compara contra una cesta de seis importantes rivales, caía 0.16% a 94.761 unidades, aunque seguía operando cerca de los máximos de tres meses vistos el pasado viernes de 95.150 unidades.

Los inversores pondrán su atención ahora al reporte de empleo nacional y de actividad de manufacturas estadounidenses que serán divulgados esta semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here