La preocupación de los consumidores por adoptar hábitos y estilos de vida más saludables tiene impactos importantes en todas las ramas del consumo. Quizá durante el último lustro, uno de los cambios más radicales se ha visto reflejado en las tendencias en temas de transporte y movilidad urbana, en donde las bicicletas se han convertido en uno de los medios que crece tanto en preferencia como en demanda en mercados como el mexicano.

México se encuentra en el puesto número 46 a nivel mundial en el uso de bicicletas, donde el 17.1 por ciento de su población cuenta con una, lo que significa que está por encima de países latinoamericanos como Perú y Venezuela, cuya penetración es de 14 y 13.7 por ciento, en el mismo orden, según un estudio de la consultora Euromonitor International.

Con esto, de acuerdo cifras entregadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se estima que durante los 10 primeros meses de 2017, la producción de dicho medio de trasporte alcanzó un volumen de 569 mil 156 unidades en el país, con un valor de 363.9 millones de pesos.

La tendencia se refuerza con la popularidad de sistemas como el programa Ecobici, iniciativa gubernamental de préstamo de bicicletas por una cuota mínima de suscripción, misma que ha resultado altamente rentable tanto en términos de protección a la salud, movilidad, medio ambiente, generación de empleos y activación del consumo en corredores ciclistas.

Así lo refiere una evaluación elaborada por Grupo de Liderazgo Climático (C40), quienes detallan que los beneficios netos de Ecobici podrían alcanzar hasta 65 millones de dólares, lo que superaría los costos de su implementación en más de 5 veces.

Según dicha organización, durante el último año, cada usuario Ecobici incrementó en 26 horas el tiempo destinado a actividades físicas al optar por trasladarse a bordo de una bici, lo que quiere decir que el uso promedio de las bicicletas del programa por usuario se ubica entre 47 y 82 minutos a la semana. Al mismo tiempo se  estima que gracias al préstamo de bicicletas se generaron 366 empleos entre 2010 y 2015.

El potencial de mercado que reflejan estas cifras fue leído por firmas extranjeras que ahora ponen los ojos en México para expandirse, competir con programas como Ecobici y conquistar a los mexicanos que cada vez gustan más de transportarse en bicicleta.

Desde Forbes indican que las firmas chinas Ofo y Mobike tienen planes para incursionar en México durante el futuro cercano.

Con sede en Pekín, Ofo es una startup que ha recaudado más de mil 300 millones de dólares en capital de riesgo, en donde Alibaba e sino de los inversores. Sin fecha fija de lanzamiento, este servicio que funciona por suscripción espera tener operaciones en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

Por otro lado, Mobike ha recaudado más de mil millones de dólares en capital de riesgo, ubicación que le permite intentar entrar en el mercado mexicano con su propuesta de bicicletas de alquiler a una de delegación de la Ciudad de México -que aún no ha sido revelada- durante el mes de febrero próximo.

Con el interés de los consumidores por adoptar nuevas formas de transporte y mejorar sus condiciones de movilidad, es posible que esta tendencia se replique para otros nichos de transporte como las motocicletas o los viajes en patines que además de favorecer el bienestar socia, son un gancho para atraer la inversión extranjera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here