Cada vez toma mayor fuerza la teoría que habla sobre el fin de la era de los vehículos con motores de combustión interna. Ahora, una de las marcas motoras más emblemáticas hace un anuncio que atraerá aún más atención a esta transición: Ferrari ya trabaja en su primer superdeportivo completamente eléctrico para competir con Tesla.

De acuerdo con datos de Statista, se estima que para 2019 el mercado de los automóviles eléctricos supere los 271 mil millones de dólares y, aunque aún no tiene la potencia del motor de combustión eléctrica (se espera que para 2040 represente apenas el 6 por ciento de la flota mundial), la tendencia hacia esta nueva tecnología de movilidad ya es una realidad.

Sabemos que Tesla es la marca de vanguardia en el sector, pero su irrupción en el mercado, el engagement que ha generado con el consumidor (incluso sin tener uno de sus autos) y, el valor que ha ganado producto del interés de los inversionistas, ha captado la atención de los pesos pesados.

Esto lo demuestra el hecho que Infiniti y su casa matriz Nissan, Renault, Volkswagen, Volvo, BMW, Mercedes-Benz, KIA, Hyundai, Toyota, GM, y Ford, no hay un grupo automotriz que no tenga planes de lanzar un catálogo importante de autos eléctricos o híbridos en los próximos diez años.

Esto ha sido atendido por las principales marcas de lujo y de superdeportivos. De hecho, incluso por una de las marcas más emblemáticas del mundo automotriz: Ferrari.

Pese a que hace sólo unos meses su CEO, Sergio Marchionne afirmara que los autos eléctricos “no están tan limpios como parecen” y que Ferrari no tenía planes de fabricar autos eléctricos, ya que éstos no encajarían en la imagen de la marca, la firma del Cavallino Rampante incursionará en este segmento.

Durante su presencia en el Salón del Automóvil de Detroit, Marchionne hizo público un cambio de perspectiva por parte de Ferrari y confirmó que la compañía de origen italiano planea ser la primera en construir “el primer superdeportivo eléctrico”.

“La gente está sorprendida con lo que Tesla hizo en un superdeportivo, no intento minimizar lo que hizo Elon, pero creo que todos también podemos hacerlo”, dijo el ejecutivo en Las Vegas, citado por varios medios.

El plan de Ferrari es adelantar a Tesla que lanzará su nuevo Roadster para 2020, por lo que se anticipa que pueda presentarlo en 2019. De hecho, la firma también confirmó que presentará su primer SUV deportiva para el próximo año o principios del siguiente.

Sin duda, el cambio en los hábitos y gustos del consumidor, así como el ritmo que lleva la carrera por dominar el mercado de autos eléctricos, han demostrado que aunque aún no son el principal motor de la industria, en el futuro lo será. Por eso no sólo Ferrari es la única marca de superdeportivos que tiene la mira puesta en este segmento, también Lamborghini y Porsche lo hacen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here