General Electric (GE), quien atraviesa por una crisis derivada del sistema de pensiones, cerró 2017 con pérdidas con un valor de 6 mil 222 millones de dólares, frente a las ganancias de 8 mil 176 millones de dólares que obtuvo en el ejercicio 2016, debido fundamentalmente al impacto de la reforma fiscal de Estados Unidos, de acuerdo con el reporte financiero de la empresa.

Por su parte, la cifra de negocio de GE entre enero y diciembre alcanzó un total de 122 mil 092 millones de dólares, un 1 por ciento menor al del año anterior.

Durante el cuarto trimestre del ejercicio, la compañía registró pérdidas de hasta 9 mil 826 millones de dólares, en comparación con el beneficio neto atribuido de 3 mil 486 millones de dólares que obtuvo en el mismo periodo del año anterior.

Asimismo, los ingresos totales descendieron un 5 por ciento entre los meses de octubre y diciembre de 2017, hasta situarse en 31 mil 402 millones de dólares.

El CEO de GE, John Flannery, dijo que estos resultados se han situado por debajo de las perspectivas del grupo, al mismo tiempo que indicó que espera que continúen aumentando los “desafíos” del mercado.

No obstante, celebró el “buen desempeño” de los segmentos de aviación y sanidad. “El equipo se centrará ahora en la ejecución operativa, la asignación de capital y en la profunda reducción de costes para poder posicionarnos hacia una mejora continua en 2018”, añadió Flannery.

La empresa reiteró el anuncio de la semana pasada, cuando reconoció un impacto negativo de hasta 6 mil 200 millones de dólares después de impuestos en las cuentas referidas al cuarto trimestre de 2017 sobre su cartera de seguros, vinculada a GE Capital, tras realizar una revisión “exhaustiva” del negocio.

Asimismo, GE apuntó entonces que GE Capital, el brazo financiero del grupo, tiene previsto hacer contribuciones estatuarias de reserva de alrededor de 15 mil millones de dólares durante los próximos siete años.

Según indicó, aprobó una contribución escalonada de 3 mil millones de dólares en el primer trimestre de 2018 y 2 mil 000 millones de dólares anuales desde 2019 a 2024.

GE no sólo tiene el mayor déficit de pensiones entre las compañías del S&P 500, 11 mil millones de dólares peor que el de la compañía más cercana, según Dow Jones S&P Index.

Sin embargo, la cifra de 31 mil millones de dólares es de finales de 2016. No se han publicado cifras más recientes.

¿Cómo se metió la empresa en ese problema? la falta de atención y de tasas de interés durante años aumentaron los pasivos de las pensiones en todo el mundo. Ese no es sólo un problema matemático: más de 600 mil empleados actuales y anteriores de General Electric dependen de estos cruciales beneficios de jubilación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here