Los gigantes de internet Google y Facebook se sumaron el jueves al proyecto lanzado por medios de todo el mundo para identificar las fuentes “confiables” de información.

Esta iniciativa, bautizada como “Trust Project” y que pretende combatir la desinformación en internet, recibió también el apoyo de Microsoft y de Twitter. Participan en ella unas 75 organizaciones de medios.

El proyecto busca armonizar los criterios a cumplir en términos de ética y transparencia. “En el mundo digital y socialmente conectado de hoy en día, es más difícil que nunca distinguir entre verdadera información, publicidad o desinformación”, dijo Sally Lehrman, de la Universidad de Santa Clara, en California, y responsable de la iniciativa.

“Un público cada vez más escéptico quiere conocer la experiencia, la empresa y la ética que están detrás de la información”, agregó.

Cada plataforma de internet desarrollará “indicadores de confianza” para ayudar a los lectores a “evaluar si la información proviene de una fuente veraz en la que puedan confiar”, explicó Lehrman.

Varios países están representados entre los medios que participan en el proyecto: Estados Unidos (Washington Post, Mic, Independent Journal Review), Canadá (Globe and Mail), Alemania (DPA), Italia (La Repubblica, La Stampa) o Reino Unido (Trinity Mirror Group).

Los participantes acordaron criterios clave como la transparencia en el financiamiento y la presentación de la misión del medio, así como proporcionar información sobre los periodistas a cargo de una cobertura, precisar si se trata de un artículo editorial o de un artículo factual o explicar la forma en que se llevó a cabo el reportaje.

“Los consumidores de información necesitan un mecanismo para decirle a los medios lo que esperamos de ellos, el tipo de información en la que confiamos y por la que pagamos”, dijo Craig Newmark, fundador del sitio de clasificados de Craigslist, uno de los primeros apoyos financieros del proyecto.

Los gigantes de internet, en especial las redes sociales Facebook y Twitter, han estado en la mira durante meses, acusados de haber servido -a su pesar- como plataforma de propaganda proveniente de Rusia durante la campaña electoral que condujo a la victoria del republicano Donald Trump en Estados Unidos.

Para Alex Hardiman, jefe de productos informativos en Facebook, el “Trust Project” es “la próxima gran etapa en nuestros esfuerzos continuos para mejorar la comprensión del público sobre las fuentes y la confiabilidad de la información en nuestra plataforma”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here