Las start-ups y multinacionales tratarán de impresionar con productos inteligentes al público del salón CES de Las Vegas, que tendrá como plato fuerte los asistentes de voz, los coches autónomos y la inteligencia artificial.

Robots, refrigeradores, realidad virtual y aumentada, altavoces conectados… “Este va a ser el año de la inteligencia”, dijo Jack Gold, analista especializado de J. Gold Associates.

El Consumer Electronic Show (CES), que se abre el domingo a la prensa y el martes al público general, es el salón más grande de su género: los organizadores esperan 170 mil visitantes, mientras casi cuatro mil expositores de 150 países presentarán drones, vehículos, televisores, teléfonos inteligentes y una gran variedad de dispositivos electrónicos.

Para este año, los analistas consultados por AFP esperan una serie de dispositivos conectados para el hogar, comenzando por los comandos de voz inteligentes, como el Echo de Amazon y el Home de Google, destinados a convertirse en una suerte de torre de control de la casa.

Y es probable que se confirme el éxito de la asistente virtual de Amazon, Alexa, y un gran avance de su rival, el Google Assistant.

Con capacidad para reproducir música, llamar a amigos o encargar pizza, estos dispositivos también pueden responder a todo tipo de solicitudes, cada vez más complejas y mejor adaptadas a su interlocutor, gracias a la inteligencia artificial (IA).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here