Para generar confianza y certidumbre entre los inversonistas, la industria minera demandó al gobierno federal “pactos de estabilidad fiscal” que incluyan congelar algunas contribuciones fiscales a 15 y 20 años

También la devolución expedita del impuesto al valor agregado (IVA), blindar a la minería contra impuestos locales y la deducción al 100 por ciento en los gastos de exploración en el mismo año que son erogados, como ocurre en otros países de América Latina por tratarse de una industria de largo plazo.

La petición fue hecha tanto por Fernando Alanís, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex) como por la Asociación de Ingenieros de Minas, Matalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM).

Alanís Ortega pidió que se genere confianza entre los inversionistas por medio de la eliminación de los desincentivos fiscales y se permita al sector acreditar las obras sociales de infraestructura que realiza en favor de las comunidades.

Minería es pagadora de impuestos, asegura

Además, sostuvo que es necesario blindar a la actividad minera contra impuestos municipales y estatales que interfieran con los alcances federales que tiene la Ley Minera.

Las empresas mineras, reiteró, son importantes generadoras de impuestos y el año pasado pagaron 46 mil 993 millones de pesos en total.

Ese monto provino de 33 mil 977 millones de pesos por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR), 9 mil 176 millones por derechos superficiales y 3 mil 840 millones de pesos de nuevos derechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here