8 de cada 10 de cerca de 228 mil contratos con un valor conjunto superior a a 585 mil millones de pesos fueron adjudicados de manera directa el año pasado, es decir, sin un proceso de licitación.

De acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), sólo el 12 por ciento de los contratos son ganados por las empresas mediante un proceso abierto de licitación pública.

El 10 por ciento restante se adjudica mediante el proceso de invitación, en el cual las unidades compradoras seleccionan a cuando menos tres empresas para concursar por la licitación.

Del total de contratos de 2017, el 69 por ciento, es decir, 157 mil contratos, fueron adjudicaciones directas por montos menores a 500 mil pesos.

Alejandra Palacios, comisionada presidente de la Cofece, explicó a El Financiero que en estas compras las adjudicaciones directas son viables, pues el costo administrativo de dichos procesos son altos.

“Un análisis más detallado de estas cifras muestra que buscar la mayor concurrencia y competencia no constituye la regla. Mientras mayor sea el monto de un contrato, resulta más importante que éste se adjudique por el método de licitación pública”, se lee en el documento Agenda de competencia para un ejercicio integro en las contrataciones públicas, presentado este martes.

En este texto se propone que las empresas que incurran en procesos desleales de competencia, como la colusión con otros agentes económicos, no sólo deben de ser sancionadas, sino inhabilitadas para concursar en otros procesos públicos.

Mientras mayor sea el monto de los contratos es más importante que se maximice la concurrencia y la competencia, mediante un proceso abierto de licitación pública, subrayó la comisión.

De los más de 35 mil contratos con un valor superior a un millón de pesos que fueron adjudicados el año pasado, casi en 12 mil se determinó a la empresa ganadora de manera directa, por un monto total de 179.4 mil millones de pesos.

En casi 10 mil 200 contratos otorgados por la misma vía y que formaron parte del proceso de invitación, el monto de las compras alcanzó los 53 mil millones de pesos.

“Esto implica que de todos los 553 mil millones de pesos de contratos superiores a un millón de pesos, 232 mil millones de pesos se adjudicaron por medio de mecanismos de contratación distintos a la licitación pública”, explicó la comisión.

Cofece presentará agenda de competencia a AMLO para reducir corrupción

Una de las grandes demandas de la población es el combate a la corrupción, y en parte esta última es consecuencia de la falta de competencia, sobre todo en las licitaciones públicas, considera la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Un punto en el que pueden coincidir el próximo Gobierno y la comisión antimonopolio es el combate a la corrupción, para lo cual la institución, encabezada por Alejandra Palacios, presentará un documento a los próximos equipos de la Secretaría de la Función Pública y la Secretaría de Hacienda.

La Cofece pedirá a la próxima administración que sea incluida en las licitaciones mayores a mil millones de pesos, para asegurar la transparencia de los procesos.

“No queremos participar en todas, sólo participaríamos en cerca de 30 licitaciones al año”, indicó Palacios.

Un proceso de compras públicas sin un proceso de competencia abierto genera sobreprecios en los productos u obras de entre 15 y 30 por ciento, de acuerdo con lo determinado en distintos procedimientos por el organismo antimonopolio.

Al respecto, la comisión ve conveniente generar una Ley General de Contrataciones Públicas para que todos los estados tengan estándares mínimos en temas de contratación, con la finalidad de tener un “piso mínimo” para las leyes locales, explicó la comisionada presidenta de la Cofece.

La comisión ha detectado en varios mercados, como en el de las gasolinas y en el de la venta de tortillas, que las barreras a la competencia se encuentran principalmente en las legislaciones locales y estatales.

Palacios señaló que esta última indicación está incluida en la Ley General de Responsabilidades Administrativas, pero que no se aplica.

En otro punto, la comisión propone al Gobierno del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador modificar la forma en que se evalúan las licitaciones públicas, que actualmente se hace a través de puntajes.

La Cofece sugiere transitar un modelo de dos etapas, en el cual sólo puedan presentar una propuesta económica los participantes que pasen la etapa de especificaciones técnicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here