Los médicos, los profesionales de la enfermería y los trabajadores del sector salud constituyen la primera línea de batalla contra el virus y son quienes más ponen en riesgo su vida y la de sus familias ante la posibilidad de contagiarse al estar en contacto con personas infectadas.

La labor que realizan ha sido reconocida por diversas sociedades, especialmente aquellas que han resultado más afectadas por la extensión del contagio, como un acto heroico.

Enfrentar una pandemia como el coronavirus, que pone en riesgo la salud de millones de seres humanos en todo el mundo es un acto de valentía y una muestra de amor, compromiso y solidaridad con sus semejantes.

Por citar sólo un ejemplo de lo anterior, en España, donde se han registrado más de 130 mil casos de contagio, los ciudadanos se organizaron a través de redes sociales para fijar una hora con la finalidad de reconocer con vivas y aplausos desde los balcones de sus casas a los médicos y enfermeras que se están haciendo cargo en los hospitales de las personas en estado crítico a causa del coronavirus COVID-19. Lamentablemente, esta conciencia de la deuda que tenemos con ellos no existe en todas las personas y en algunos casos a causa de la ignorancia se ha llegado a maltratarlos.

El caso más reciente se dio en Yucatán, donde el enfermero Rafael Ramírez relató que fue agredido por un par de sujetos que le arrojaron un huevo, mientras esperaba su medio de transporte.

La enfermera Imelda “N” fue víctima de un ataque con cloro, luego de que terminó su jornada de trabajo en la clínica 55 del Seguro Social, pues un sujeto la siguió y le arrojó el líquido en el cuerpo y rostro.

En Jalisco, la Comisión Interinstitucional de Enfermeras ha denunciado que varios asistentes médicos han sido víctimas de agresiones al momento de salir de sus centros de trabajo, ya que en el transporte público no los dejan ni siquiera subir.

Del mismo modo, se han registrado casos de violencia verbal y física contra personal de salud en Durango y Sinaloa que han llevado a enfermeras, principalmente, a adoptar medidas para evitarla, como esconder sus uniformes cuando salen a la calle para trasladarse a de su casa al trabajo o viceversa.

Se debe señalar que los médicos y personal de enfermería siguen al pie de la letra toda medida de higiene, como lavarse las manos todo el tiempo, usar gel antibacterial y en estos momentos tan delicados usan alcohol al 70%, además de que se someten a procesos de sanitización de pies a cabeza.

Las personas actuamos por histeria ante situaciones que nos provocan miedo, pero resulta injustificable agredir a personas en razón del trabajo que desempeñan, más aún cuando se trata de la noble labor que realizan médicos, enfermeras y enfermeros.

En este contexto, las y los Diputados del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, consideran pertinente exhortar a la fuerza pública federal y también del ámbito local a garantizar la seguridad de médicos, profesionales de la enfermería y trabajadores del sector salud frente a las agresiones de las cuales han sido objeto en los últimos días bajo las leyes que penalizan los actos de discriminación, que va de uno a tres años de prisión o de ciento cincuenta a trescientos días de trabajo a favor de la comunidad y hasta doscientos días multa. Del mismo modo, a la Fiscalía General de la República y de los estados a facilitar y atender de modo expedito las denuncias presentadas por agresiones y discriminación a médicos, profesionales de la enfermería y trabajadores del sector salud por parte de personas que sospechan sobre su estado de salud.

Es momento de evitar este tipo de acciones contra nuestro personal médico y reconocerlos por lo que son, héroes nacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here