Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de “Juntos Haremos Historia” (Morena, PT y PES), ve “con buenos ojos” la reunión que sostuvo el obispo de Chilapa con los narcotraficantes de Guerrero para frenar la violencia en tiempos electorales, a su vez, exhortó a las autoridades a seguir su ejemplo.

“Que bien que él (Obispo de Chilapa) se atrevió a hacer eso y que se esté exhortando para que no haya violencia, que no le quiten la vida a nadie, ni a candidatos ni a ciudadanos, que no haya sufrimientos para nuestro pueblo, que yo creo que eso lo tenemos que hacer todos, buscar la reconciliación, la paz, la tranquilidad en México”, demandó al finalizar un mitin en Monclova, Coahuila.

Tras reiterar que en su mandato no hará uso del Estado Mayor Presidencial ni será custodiado por guaruras, consideró que la Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional Electoral “actúan con prepotencia” al emitir un protocolo de seguridad para los candidatos, cuando “millones de mexicanos tienen que andar en las calles sin protección”.

El tabasqueño expresó que no quiere ser como los presidentes del Partido Acción Nacional y el Revolucionario Institucional, quienes contribuyeron a la violencia en el país, luego de declarar la guerra al narcotráfico.

“No quiero ser como Calderón que se robó la presidencia y para legitimarse, le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero, declara la guerra al narcotráfico y convierte al país en un cementerio. Eso no, y no me voy a manchar de corrupción como Enrique Peña Nieto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here