El presidente Andrés Manuel López Obrador sentenció que no van a “dar tregua” a la corrupción, luego de que un juez decretó prisión provisional contra el exdirector de Pemex en el sexenio de Enrique Peña Nieto, Emilio Lozoya Austin, en Málaga, España.

Afirmó que “la acusación está en curso, con pruebas”, por presuntos delitos de corrupción en la venta de refinerías y sobornos entregados por el consorcio brasileño Odebrecht, y por eso dicha detención en España.

“Es una investigación que está en curso, es una acusación con pruebas, por eso está detención en España y ya los por menores se conocen, los delitos por los que se le acusa, lo que tiene que ver con el caso de Odebrecht y también la compra de unas plantas de fertilizantes, eso es lo que está investigando y es lo que llevó a la revisión del exdirector de Pemex”, explicó durante la conferencia mañanera.

Tras aplaudir el trabajo de la Fiscalía General de la República, afirmó que ya se acabó en México el Estado de cohecho, porque “no hay protección para nadie, se castiga por parejo a todo el que comete un delito”.

“Yo creo que no se debe dar tregua a la corrupción, siempre he sostenido que nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes […] No vamos a ceder en nada, cero corrupción, cero impunidad”, manifestó.

López Obrador rechazó una consigna a la Fiscalía General de la República y reiteró que actúa de manera autónoma.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, comentó que esperan tener lista la solicitud de extradición antes de los 45 días que marca la ley.

Ayer, el canciller mexicano permaneció en Palacio Nacional desde antes de las siete de la mañana y se retiró hasta pasadas las dos de la tarde, tras darse a conocer la detención de Lozoya Austin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here