Tras lamentar el asesinato de un migrante hondureño en Saltillo, el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó la investigación del caso.

Durante la conferencia mañanera explicó qué hay una segunda versión en la que se especula que el atentado fue cometido por parte de agentes federales del Instituto Nacional de Migración.

“Se lamenta mucho el asesinato de un migrante hondureño en Saltillo. Es un asunto vinculado con la policía del estado de Coahuila, ellos reconocen que en una acción, en un operativo, asesinaron lamentablemente a un migrante hondureño. Hoy instruí para que se haga la investigación, porque hubo una versión que sostenía que se trataba de agentes de migración, que habían en contra del migrante”, anunció.

Aunque prometió que van a investigar a fondo el caso, hizo hincapié en que su gobierno es respetuoso de los derechos humanos y no cometerá masacres.

Luego de ser cuestionado por los operativos denunciados por la iglesia católica, quienes acusan al INM de perseguir a los migrantes hasta en los albergues de La Casa del Migrante.

“No creo, porque no es ese el propósito, ósea, no hay esa intención. Respeto la opinión de todos, pero no somos represores, no van a hacerse reacias, no van a llevarse a cabo masacres”, sostuvo.

A su vez, comentó que no cree que sean ciertas esas versiones e insistió en que no acosen ni violen los derechos humanos de los extranjeros que transitan por México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here