El presidente Andrés Manuel López Obrador revisará los contratos con Repsol, quien durante el sexenio de Felipe Calderón vendió gas a la Comisión Federal de Electricidad por más de 20 mil millones de dólares.

“En Manzanillo recuerdo que hicieron una gasificadora, hicieron un contrato para pagar gas a Perú, en aquel tiempo, 20 mil millones de dólares y qué pasó, resulta que ese gas ni siquiera se queda en la planta de Manzanillo, se lo llevan y aquí están produciendo energía eléctrica con combustible del petróleo, están haciendo energía eléctrica con productos petrolíferos que contaminan”, advirtió durante la entrega de programas sociales en el Instituto de Ferias y Exposiciones de Manzanillo.

De esta misma forma, revisará los contratos con la constructora Prinfa, a quien se le otorgó la concesión para la autopista Colima-Manzanillo, de los cuales ya se le pidió al secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, que se le retiren los permisos por incumplimiento de contrato.

Ajustes para que funcionarios cumplan

“Eso se va a revisar, vamos a revisar todos esos contratos y también voy a revisar la concesión de la autopista y la caseta de cobro”, anunció.

López Obrador prometió que van a hacer los ajustes para que los funcionarios que se rehusan a “hacerle caso al presidente”, cumplan con el compromiso de no aumentar tarifas eléctricas ni precios de combustibles.

“Ahora es porque estamos haciendo algunos ajustes, pero ya van a entender de que tienen que hacerle caso al presidente, no va a aumentar los precios de las gasolinas ni de la luz en términos reales ni va a haber más deuda”, garantizó.

Cabe resaltar que desde el 2008, López Obrador denunció las irregularidades en los contratos de intermediación con Repsol, de quien dijo, era la empresa favorita de Calderón y había recibido información privilegiada del gobierno federal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here