Como de costumbre había pasado una semana sin que el suministro de agua llegara al hogar de Soledad García, en la alcaldía Iztapalapa, y para ello tiene en su patio una lavadora para llenarla cuando el servicio se restablezca, al igual que siete bidones, ocho cubetas, garrafones, botes y su cisterna.

“Me siento feliz”, expresó previo al arribo del personal de la empresa Isla Urbana para instalar un sistema de captación de agua de lluvia dentro de su vivienda, programa destinado para las alcaldías de Iztapalapa y Xochimilco y que impulsa el gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo.

En la calle Magnolia, colonia San Miguel Teotongo, alcaldía de Iztapalapa, el servicio del agua potable dura hasta un mes para que las familias puedan recibirlo mediante la red hidráulica.

El que no llegue agua con regularidad a los hogares, es uno de los requisitos que solicitó la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) para que las personas puedan ser beneficiarias.

Soledad es una de las 10 mil familias que pudieron ingresar a este proyecto durante el año 2019 en la Ciudad de México, pero durante esta administración contemplan instalar 100 mil sistemas.

La instalación de este equipo superó las cinco horas, el personal de la compañía Isla Urbana llegó a las 11:00 horas, empezó a bajar las herramientas y el material, el más sorprendente es el tinaco con capacidad para guardar dos mil 500 litros de agua.

El proyecto de cosecha de lluvia consiste en la instalación de un sistema doméstico (tubería) en los techos de las viviendas, son seis diferentes pasos para filtrar el agua:

Cuando empieza a llover, el agua se desliza por la tubería, cae al tlaloque (recipiente), que es un dispositivo con un separador que desvía los primeros 10 minutos el agua de la lluvia.

Desde el tlaloque el agua sigue su curso por otra tubería donde en uno de los filtros está una malla, ésta sirve para evitar que se pase basura como hojas y bichos, después de esto llega al tinaco de los dos mil 500 litros, adentro están unas pastillas de cloro momento en el que se empieza a tratar el agua.

El líquido resultante podrá ser utilizado para lavar los trastes, ropa, regar las plantas, el carro, sólo no se podrá beber.

En la casa de Soledad el techo donde se instaló la tubería es de 45 metros cuadrados, por lo que podrá tratar alrededor de 25 mil litros de agua al año.

Este es un promedio histórico por el agua que cae durante la temporada de lluvia en Iztapalapa, informó, David Vargas, presidente de Isla Urbana, al señalar que se instalarán 46 sistemas diarios para llegar a la meta de 10 mil a final de 2019.

Soledad comentó que decidió registrarse en este proyecto porque además que lo necesita “va a ser gratuito por eso dijimos que sí”. Hoy Sheinbaum Pardo inaugurará este programa que impulsará durante su administración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here