La diputada de Morena en la Asamblea Legislativa, María Eugenia Lozano Torres, interpuso un amparo indirecto en el Juzgado de Distrito en Materia Administrativa para suspender provisional y definitiva la construcción de la planta incineradora de residuos sólidos.

Lozano interpuso la querella contra las Comisiones Unidas de Presupuesto y Cuenta Pública por haber autorizado que el gobierno de Miguel Ángel Mancera celebrara un contrato con la empresa Veolia.

“El aval a la construcción de la planta es una decisión irresponsable, en la cual sobresale el impulso de los diputados del Partido Verde Ecologista al proyecto meramente mercantil”, dijo.

Dicha planta atenta contra la salud, y las personas que estén en un radio de cinco kilómetros serán las más propensas en contraer enfermedades como cáncer, expuso.  La planta termovalorizadora estará quemando más de cuatro mil 500 toneladas de basura al día.

Esta empresa operará durante 33 años, pese a que la firma extranjera enfrenta demandas por daños al medio ambiente en Chiapas, Egipto, Lituania y en varios países de Europa, recalcó Lozano.

“Si la planta incineradora en realidad fuese la opción más viable para dar solución al problema de la basura, no se entiende por qué se le concesiona a una empresa privada y, además, se acuerda pagarle 109 mil millones de pesos”, cuestionó.

La asambleísta, Ana Juana Ángeles Valencia declaró que la planta obligará a generar más basura para producir energía y se dirá adiós a las políticas de reciclaje y de disminución de consumo de productos.

El diputado David Cervantes, propuso que la capital del país debe seguir la tendencia mundial que busca reducir al mínimo los residuos sólidos mediante el reciclaje y la composta. El dictamen de la planta fue publicado en la Gaceta Oficial de la CdMx, el pasado 15 de noviembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here