Este miércoles, Brian Cogan, el juez del caso, dio lectura final al veredicto contra el narcotraficante mexicano y no hubo sorpresas: el líder del cártel de Sinaloa fue sentenciado a cadena perpetua.

Un jurado de Nueva York lo declaró culpable, en febrero pasado, de todos los cargos al Chapo Guzmán, uno de los capos del narcotráfico más famosos del mundo, tras un juicio descomunal en el cual el gobierno estadounidense presentó demoledoras pruebas contra el exjefe del cartel de Sinaloa

Tras un juicio de tres meses y 35 horas de deliberaciones a lo largo de seis días, el jurado halló que Joaquín “Chapo” Guzmán, de 61 años y considerado el mayor narcotraficante del planeta tras la muerte del colombiano Pablo Escobar, es culpable de los 10 delitos de narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero de los que fue acusado.

Su condena es un gran triunfo para el gobierno estadounidense, que nunca consiguió extraditar y juzgar a Escobar, el exjefe del cártel de Medellín que murió en una operación policial en 1993.

El “Chapo” Guzmán permanece recluido en una cárcel federal de Manhattan y, de acuerdo con versiones periodísticas, pasará el resto de su vida en la prisión federal estadounidense ADX Florence en Colorado, la cárcel más segura del país.

En los próximos días El Chapo será probablemente trasladado a una cárcel de Colorado, ADX Florence, conocida como la “Alcatraz de las Montañas Rocosas” y considerada la prisión más segura de Estados Unidos.

Guzmán Loera se ha fugado en dos ocasiones de prisiones de máxima seguridad, en una de ellas a través de un túnel de un kilómetro y medio desde su celda.

Pero las autoridades estadounidenses se salieron con la suya y no habrá una tercera fuga de Guzmán.

Las autoridades no han dicho dónde será encarcelado Guzmán después de ser sentenciado el miércoles por un juez federal en Brooklyn, pero es probable que pase el resto de su vida en esta prisión federal.

“Está muy bien diseñada para su propósito, retener a los delincuentes más peligrosos del sistema penitenciario federal”, dijo Martin Horn, profesor del John Jay College of Criminal Justice y excomisario del Departamento Correccional de la ciudad de Nueva York.

“En sus dos fugas anteriores, Guzmán ha demostrado que puede tener un mayor riesgo de escape que cualquier otra persona. Eso hace de ADX Florence un lugar apropiado para él”, añadió.

Alcatraz de las Montañas Rocosas

Situada a unos 185 kilómetros al sur de Denver, la prisión ADX Florence es apodada como la “Alcatraz de las Montañas Rocosas” en honor a la célebre prisión de San Francisco, entre cuyos reclusos figuraron gánsters como Al Capone y George “Machine Gun” Kelly, o Robert Franklin Stroud, conocido como el Hombre Pájaro de Alcatraz.

Es una de las cárceles más más seguras de EU y está diseñada a prueba de fugas, algo que frustrará los túneles del El Chapo.

Las celdas tienen una dimensión de 12×7 pies, están hechas con muros gruesos de cemento y cerradas por una doble puerta metálica que impide que los reos se vean unos a otros.

Hay una ventana de cuatro pulgadas de ancho, un baño y ducha, así como un colchón para dormir.

Algunos de los presos tienen acceso a televisión, libros y publicaciones periódicas, y sólo pueden salir a ejercitarse 10 horas a la semana. Sus visitas al patio al aire libre están limitadas a una jaula personal.

Por su extrema seguridad y la arquitectura empleada en su construcción, ningún prisionero ha logrado escapar o realizar un intento de fuga.

“Distinguidos inquilinos”

Actualmente, ADX Florence aloja a 376 reclusos que pueden verse como el “quién es quién” de los criminales más notorios del país.

Entre ellos se encuentran Ted Kaczynski, alias “Unabomber”, el conspirador de los atentados del 11 de septiembre, Zacarias Moussaoui; Terry Nichols, que perpetró el atentado con bomba de 1995 en Oklahoma, Richard Reid, alias “Shoe Bomber”; Dzhokhar Tsarnaev, que puso una bomba en la maratón de Boston; y Ramzi Yousef, uno de los participantes en el atentado de 1993 contra el World Trade Center de Nueva York.

Estos reclusos permanecen por lo general confinados durante 23 horas al día en celdas solitarias, cada una de ellas con una ventana estrecha de poco más de un metro de alto y en ángulo hacia arriba para que sólo se pueda ver el cielo.

Pueden ver la televisión en sus celdas y tener acceso a servicios religiosos, programas educativos y un almacén.

Sin embargo, se aplican restricciones especiales para garantizar que los reclusos no puedan ejercer influencia o lanzar amenazas más allá de los muros de la prisión. Los prisioneros no pueden moverse sin escolta y se realizan recuentos al menos seis veces al día.

La prisión cuenta con 1400 compuertas de acero controladas por control remoto, alambre de púas que se elevan a 12 pies de altura en la parte exterior, rayos láser, cámaras, perros guardianes, una docena de torres que se elevan por varios metros de altura con francotiradores y un sistema especial de seguridad por fuera de la cárcel.El Centro penitenciario federal está destinado a encarcelar a lo peor de la clase criminal, a quienes no tienen respeto por la vida humana, según The New York Times. En el lugar albergan personas que el gobierno considera enemigos del estado.Nadie se ha escapado de esta prisión desde su apertura en 1994, y Guzmán se unirá a la larga lista de los criminales más riesgosos de Estados Unidos que ya residen allí.La prisión más segura en EU Este miércoles 17 de julio, el juez Brian Cogan dio lectura final al veredicto contra el narcotraficante mexicano y no hubo sorpresas: el líder del cártel de Sinaloa fue sentenciado a cadena perpetua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here