Un jurado de Nueva York declaró este martes culpable de todos los cargos al Chapo Guzmán, uno de los capos del narcotráfico más famosos del mundo, tras un juicio descomunal en el cual el gobierno estadounidense presentó demoledoras pruebas contra el exjefe del cartel de Sinaloa.

Tras un juicio de tres meses y 35 horas de deliberaciones a lo largo de seis días, el jurado halló que Joaquín “Chapo” Guzmán, de 61 años y considerado el mayor narcotraficante del planeta tras la muerte del colombiano Pablo Escobar, es culpable de los 10 delitos de narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero de los que fue acusado.

El juez Brian Cogan fijó su sentencia para el 25 de junio, pero el jurado lo halló culpables de crímenes graves que la ley estadounidense establece se castigan con cadena perpetua obligatoria.

En los próximos días el Chapo será probablemente trasladado a una cárcel de Colorado, ADX Florence, conocida como la “Alcatraz de las Montañas Rocosas” y considerada la prisión más segura de Estados Unidos.

Su condena es un gran triunfo para el gobierno estadounidense, que nunca consiguió extraditar y juzgar a Escobar, el exjefe del cártel de Medellín que murió en una operación policial en 1993.

En Estados Unidos, donde el consumo de opiáceos se ha convertido en una epidemia, las muertes por sobredosis de drogas siguen subiendo y alcanzaron un promedio de 197 al día en 2017.

Alcatraz de las Montañas Rocosas

Alcatraz de las Montañas Rocosas es una de las cárceles más más seguras de EU y está diseñada a prueba de fugas, algo que frustrará los túneles del El Chapo.

Las celdas tienen una dimensión de 12×7 pies, están hechas con muros gruesos de cemento y cerradas por una doble puerta metálica que impide que los reos se vean unos a otros.

Hay una ventana de cuatro pulgadas de ancho, un baño y ducha, así como un colchón para dormir.

Algunos de los presos tienen acceso a televisión, libros y publicaciones periódicas, y sólo pueden salir a ejercitarse 10 horas a la semana. Sus visitas al patio al aire libre están limitadas a una jaula personal.

Por su extrema seguridad y la arquitectura empleada en su construcción, ningún prisionero ha logrado escapar o realizar un intento de fuga.

El Centro penitenciario federal está destinado a encarcelar a lo peor de la clase criminal, a quienes no tienen respeto por la vida humana, según The New York Times. En el lugar albergan personas que el gobierno considera enemigos del estado.La prisión cuenta con 1400 compuertas de acero controladas por control remoto, alambre de púas que se elevan a 12 pies de altura en la parte exterior, rayos láser, cámaras, perros guardianes, una docena de torres que se elevan por varios metros de altura con francotiradores y un sistema especial de seguridad por fuera de la cárcel.Sin embargo, pese a la captura y condena del Chapo, el cártel de Sinaloa sigue en pie, su coacusado Ismael “Mayo” Zambada continúa prófugo y la violencia del narcotráfico no ceja en México, que tuvo un récord de 33.341 homicidios dolosos el año pasado.La prisión más segura en EU

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here