“Con esto no se juega”, dijeron sicarios a La Becky antes de masacrar a 13 personas durante una fiesta en Minatitlán, Veracruz.

En conferencia de prensa, el fiscal del estado Jorge Winckler detalló que los hechos violentos ocurridos el viernes pasado en el salón de fiestas Los Potros, podrían deberse a una venganza de un grupo de la delincuencia organizada por la venta de drogas en un bar.

De acuerdo a testimonios, el objetivo del ataque era una mujer transexual conocida como La Becky, cuyo nombre real era Julio César González Reyna, propietaria de dos bares en los que se vendían drogas, primero de los Zetas y luego del Cártel de Jalisco.

“Uno es el bar llamado La Esquina del Chacal, el otro se llama La Crudería. Tenemos datos de que en esa zona primero se vendía droga de un grupo de la delincuencia organizada y luego se empezó a vender droga de otro. Primero los Zetas y después el Cártel de Jalisco, según testigos”, indicó Winckler.

Al menos seis sicarios

Según testigos, aproximadamente a las 20:20 horas arribó al lugar un vehículo de color blanco al parecer tipo X-Trail o C-RV de la cual descendieron alrededor de cinco o seis sujetos con la cara cubierta con pasamontañas o pañoletas, y portando armas de fuego tanto cortas como largas. Iban por La Becky.

“Los sicarios ingresaron dirigiéndose a la mesa donde se encontraba esta persona y diciéndole ‘con esto no se juega’. Los asistentes se tiraron al piso y los agresores les dispararon a una distancia corta”, relata el Fiscal.

En los testimonios que unen el rompecabezas de esa noche de confusión, los sobrevivientes narran que incluso fueron apuntados en la cabeza y obligados a mirar cómo otros asistentes a la fiesta eran asesinados.

“A mi me apuntaron, pero me encomendé a Dios y le dije: perdóname señor y que se haga tu voluntad. Se me hizo eterno, pensé que no iba a terminar. Éramos como 50, éramos puras señoras”, indicó una mujer que toda la noche después del incidente se la pasó rezando y arrepintiéndose por no haber guardado los días sagrados.

Manifestaron que el sujeto que comenzó a disparar era delgado de 1.65 metros de estatura, acto seguido los demás acompañantes comenzaron a disparar, y antes de retirarse les tiraron a la cabeza y al salirse dijeron “con esto no se juega”.

¿Quién era La Becky?

Julio César González Reyna, mejor conocida entre sus amigos como La Becky, era una mujer transgénero conocida en el ambiente nocturno de Minatitlán.

En su cuenta de Facebook, La Becky se describía como una “mujer trans trabajadora”. Sus amigos afirman que era una persona seria y dispuesta a combatir la discriminación.

A La Becky ya la perseguía la tragedia. En 2014 su hermana de 34 años, Alejandra González, fue secuestrada al salir de una fiesta.

 Antes de desaparecer, la joven le dijo a su familia que iba a un antro llamado Bora Bora, pero a los pocos días su cadáver fue encontrado en la zona rural de Cosoleacaque, tenía huellas de violencia sexual.

Amigos cercanos a La Becky dijeron a medios locales que no sabían si ella tenía problemas con alguno de los grupos criminales que operan en la región.

Reúnen elementos contra dos personas

El fiscal General de Veracruz, Jorge Winckler, informó además que reúnen elementos contra dos presuntos delincuentes que participaron en la masacre.

Manifestó que se giró oficio a Seguridad Pública en el estado para que aporte los datos con los que se cuenta, toda vez que en algunos medios de comunicación se señaló que ya tenían identificados por lo menos a dos personas que hubieran participado de manera directa en este ataque.

“Si son datos de prueba idóneos pertinentes y suficientes, ellos nos ayudarían a judicializar a la brevedad y pedir los mandamientos en contra de las personas que participaron en estos homicidios múntiples”, dijo como parte de los avances de la investigación.

Cabecillas del CJNG, presuntos autores de masacre en Minatitlán

Tomás N, el Lagarto, identificado como el cabecilla del Cártel Jalisco Nueva Generación en Minatitlán, habría ordenado la masacre del Viernes Santo.

Según fuentes cercanas al caso, La Becky administraba un bar y recibía protección de los Zetas, quienes se encontraban en alerta luego de que la semana pasada uno de sus integrantes fue asesinado por el CJNG.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here