El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro arrastra una deuda por parte de sus permisionarios y locatarios de más de 600 millones de pesos sin que hasta diciembre de 2018 se haya revocado un permiso otorgado a los deudores.

Aunque la actual administración ha entrado en un proceso de regularización de pagos, los locatarios y permisionarios -aún con estas deudas- explotan los espacios que pertenecen al Metro e incluso reciben contratos de adquisiciones, además de las ganancias del día a día.

Dentro de la lista de empresas que deben dinero al Metro también hay registro de ISA Corporativo, la cual explota más de 70 mil espacios publicitarios dentro del STC así como en el Metro de Guadalajara y Monterrey.

Su deuda al cierre del año pasado era de 102 millones 203 mil 235.32 pesos. Al respecto el área de finanzas del Metro indicó a este diario que están en reunión con los representantes de este corporativo para acordar los mecanismos con los que saldarán el adeudo.

La empresa Comercializadora, Distribución, Servicios, Importaciones y Exportaciones S.A. de C.V. que tiene un adeudo de siete millones 164 mil 510.20 pesos por la explotación de locales comerciales también ha sido contratada para la adquisición de pintura para trenes.

Otra de las empresas que arrastran adeudos, según los datos al cierre de 2018, es AM/PM Asistencia Médica, que opera clínicas de salud en estaciones como Tasqueña, Tacubaya o El Rosario. Su falta de pago al Metro asciende a 21 millones 497 mil 686.67 pesos.

Don Lucho, un giro comercial que vende tacos de canasta dentro de las estaciones, fue favorecido con un Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR) sin importar que tenía un adeudo con el Metro del orden de dos millones 933 mil 496.03 pesos. El beneficiario de la autorización es Ricardo Trespalacios Levin.

Otro adeudo es el que tiene la empresa Ventas Directas Hércules, la cual a diciembre de 2018 tenía un rezago de pago que ascendía a los 29 millones 227 mil 987.80 pesos.

Las deudas no sólo se quedan en las grandes empresas, también hay pequeños negocios en esta situación. Ejemplo de ello es la Organización Ciudadana a Favor de los Derechos Sociales, vinculada a los vagoneros, la cual debe cinco millones 394 mil 647.10 pesos.

Por ejemplo, el Grupo AT&T –que obtuvo el contrato con el Metro para brindar el servicio de internet gratuito dentro del sistema- arrastra un adeudo de 25 millones 296 mil 712.75 pesos por la renta de locales. Pese a ello, esta empresa de telefonía ha tenido acceso a la instalación de infraestructura dentro de la red subterránea para brindar cobertura a sus clientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here