El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó la noche de este martes en lo general la Ley de Austeridad Republicana y Responsabilidad Hacendaria, con lo que se faculta al Gobierno federal, a crear el mecanismo de operación y evaluación de una política para restringir el gasto público al mínimo necesario, a través de un Comité de Evaluación, el cual fijará las bases para la aplicación de dicha política.

Con 321 votos a favor, 124 en contra y una abstención, los legisladores federales en San Lázaro aprobaron las reformas que prevén dos aspectos fundamentales, que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a controle los fideicomisos que los entes gubernamentales tengan propuesto crear, y limitar la actuación de los servidores públicos una vez que hayan renunciado a su cargo.

En este sentido, la ley prevé que los servidores públicos no puedan ocupar puestos en empresas que hayan supervisado, regulado o tenido información privilegiada, luego que se hayan separado de su cargo, salvo que hayan transcurrido al menos 10 años.

La Ley Federal de Austeridad Republicana, también propone que sea de interés público “regular y normar las medidas de austeridad” que se haga en el ejercicio del gasto público federal, para que los recursos económicos con los cuente el Estado sean administrados “con eficacia, eficiencia, economía, transparencia y honradez, conforme lo establece el artículo 34 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La disposición de austeridad señala el documento, serán aplicables a todas las dependencias, entidades, organismos y demás entes que integran la Administración Pública Federal (APF).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here