La economía global anotará su crecimiento más enérgico en siete años en 2018 gracias a un repunte del comercio y la inversión, dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) este martes, al tiempo que advirtió que una guerra comercial podría amenazar al panorama mejorado.

En su actualización del panorama para las economías del G-20, la OCDE elevó su proyección de crecimiento global para 2018 y 2019 a 3.9 por ciento, la más alta desde 2011, desde una estimación previa de 3.6 por ciento para ambos años.

La proyección más alta se debió en parte a expectativas de que los recortes tributarios en Estados Unidos apuntalen a la economía más grande del mundo, agregó.

No obstante, la organización advirtió que la economía global es vulnerable a la erupción de tensiones comerciales después de que el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso altos aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

La OCDE estima que la economía de Estados Unidos crecerá un 2.9 por ciento este año y un 2.8 por ciento en 2019, y que las reducciones tributarias sumarán entre 0.5 y 0.75 puntos porcentuales al panorama para ambos años.

“Creemos que esta economía más sólida está aquí para quedarse en los próximos dos años”, dijo el economista jefe en funciones de la OCDE, Alvaro Pereira, a Reuters. “Estamos regresando a circunstancias más normales que las que hemos visto en los últimos 10 años”.

La Reserva Federal de Estados Unidos probablemente elevará las tasas de interés cuatro veces este año en la medida que la inflación se acelera, explicó Pereira.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here