La economía de México entró en una leve recesión durante el primer semestre de 2019 y se estancó en el tercer trimestre, según datos revisados del Instituto Nacional de Estadística (INEGI) publicados el lunes, un revés para el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las cifras actualizadas mostraron que la economía se contrajo un 0.1% en términos desestacionalizados durante el primer y el segundo trimestre del año, luego de reducirse el mismo margen en los últimos tres meses de 2018.

Ver imagen en Twitter

Los economistas suelen definir una recesión cuando el Producto Interno Bruto (PIB) alcanza dos trimestres consecutivos de contracción.

En una estimación preliminar publicada a fines de octubre, el INEGI informó que la economía había crecido un 0.1% durante el período julio-septiembre. Sin embargo, esa cifra se revisó a la baja para mostrar que el PIB apenas avanzó 0.01%.

“Esperamos que el PIB real no registre ningún crecimiento en 2019 y se ajuste a un modesto avance del 1.1% en 2020”, dijo el analista de Goldman Sachs, Alberto Ramos.

La confianza de los inversionistas en México, la segunda economía más grande de Latinoamérica, se ha visto sacudida por una serie de medidas del izquierdista López Obrador.

En particular, su decisión de cancelar un aeropuerto parcialmente construido de 13,000 millones de dólares para Ciudad de México y un nacionalismo petrolero a diferencia de la gestión previa, acciones que han generado dudas sobre su gestión económica.

López Obrador asumió en diciembre de 2018 con la promesa de acelerar el crecimiento al 4% anual. Sin embargo, la economía se ha desacelerado y el mandatario ha tratado de desviar las críticas diciendo que los más pobres de México se han beneficiado de sus políticas.

Los datos del INEGI mostraron que durante los primeros nueve meses de 2019 el PIB mexicano no cambió en términos ajustados en comparación con el mismo período del año pasado.

Ver imagen en Twitter

Un desglose de esas cifras arrojó que las actividades secundarias, que incluyen la minería, petróleo, construcción e industrias manufactureras, cayeron un 1.7% respecto al año anterior durante el período enero-septiembre.

En el mismo período, las actividades terciarias (comercio y servicios) aumentaron un 0.6%, mientras que las actividades primarias, que abarcan la agricultura, la pesca y ganadería, aumentaron un 2.2%, dijo el INEGI.

En términos no ajustados, la economía se contrajo un 0.3% en comparación con el año anterior durante el tercer trimestre, mostraron los datos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here