19 de septiembre de 2020. El comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, dijo que el ataque a una pareja de agricultores, que derivó en la muerte de la mujer en las inmediaciones de la presa La Boquilla, en Chihuahua, el pasado 8 de septiembre, pudo haber sido un accidente, en medio del traslado de quienes habían robado armas y granadas a los uniformados federales.

Previamente, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que tras el deslinde del PRI, las protestas por el control del agua en el estado, en detrimento del acuerdo de 1944 con Estados Unidos, las encabeza el PAN, a cuyos dirigentes calificó de camajanes y caciques que han incurrido en actitudes irresponsables y de politiquería.

A pregunta expresa, rechazó la posibilidad de pedir una prórroga o una renegociación a Estados Unidos, porque tenemos que cumplir, aunque se avanza poco por el PAN y ahí sí, grandes productores, sobre todo nogaleros, cebolleros y a lo mejor chayoteros.

No obstante que al gobierno de Estados Unidos se le podría explicar lo sucedido, indicó que ellos mantienen la exigencia de que se cumpla.

Informó que la Secretaría de Gobernación atenderá a los líderes priístas, quienes le plantearon que no van a entorpecer el cumplimiento del acuerdo para que se entregue el agua a Estados Unidos.

Por su parte, Rodríguez Bucio explicó que en los hechos del 8 de septiembre, cuatro vehículos se mezclaron en el convoy que trasladaba a tres detenidos que habían amenazado a guardias nacionales con lanzarles una granada y, en algún momento, “el personal de la Guardia escucha disparos.

No se tiene bien claro si los disparos eran adelante, atrás, y uno de los elementos dispara. Desgraciadamente en ese momento uno de los cuatro vehículos que iban estorbando el movimiento del convoy iba pasando al lado derecho del vehículo de la Guardia y fue que le pega a las dos personas. Fue de alguna manera un desgraciado, un lamentable accidente, manifestó.

La Fiscalía General de la República investiga los hechos, toda vez que hay participación de elementos de las fuerzas federales.

López Obrador subrayó que en su gobierno no hay enfrentamientos como en otros sexenios, porque nosotros cuidamos que no haya abuso de fuerza y se respeten los derechos humanos.

En el sexenio de Felipe Calderón, mencionó, hubo más muertos en enfrentamientos con las fuerzas armadas que el número de detenidos y heridos, pues los remataban.

También insistió en que se avanza bastante para la consulta popular sobre el posible juicio a ex presidentes, con respeto a la legalidad y sus derechos humanos. Y al reiterar sobre los presuntos delitos en que habrían incurrido los ex mandatarios, recordó que en el sexenio de Ernesto Zedillo ocurrió la matanza de Acteal y por esos hechos Emilio Chuayffet renunció a la Secretaría de Gobernación.

Ratificó asimismo su respeto a la libertad de expresión e hizo un llamado al intelectual Gabriel Zaid para que haga un análisis de contenido de periódicos y vea la forma tendenciosa en que se hace periodismo en México y que nos diga si hay libertades o no.

Información: La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here