En industrias como la del sector minero siderúrgico, que genera miles de empleos, alta derrama económica, montos importantes de inversión, y cuyos resultados dependen ampliamente de la evolución de la tecnología y de la capacidad de aquellas personas que la operan para adaptarse a ella, encontrar e impulsar talento es una prioridad, no una opción.

Entre los puestos indispensables para este sector destacan los ingenieros químicos, en metalurgia e industriales, así como geólogos, ingenieros ambientales, especialistas en mecatrónica, electrónica, mecánica y técnicos en maquinaria pesada, información y comunicación, además de perforistas, paileros y operadores. Sobra decir lo variada que es la oferta laboral de esta industria, pues los datos hablan por sí solos.

De acuerdo con datos del Servicio Geológico Mexicano y a la Subsecretaría de Minería, en el año 2018 el empleo en el sector minero-metalúrgico presentó un incremento de 2.0% con respecto al año previo, con 379,020 mil empleos directos. Por otra parte, un estudio del Instituto Mexicano del Seguro Social indicó que las remuneraciones económicas que reciben los trabajadores mineros se mantuvieron entre 32% y 42% por encima del promedio nacional.

Para las compañías y organizaciones que orgullosamente formamos parte de este sector, velar por el desarrollo profesional, además del bienestar de las personas con las que trabajamos, es una responsabilidad que tomamos muy en serio.

Por lo tanto, estamos comprometidos con desarrollar el talento de las comunidades vecinas a las operaciones mineras y siderúrgicas, así como el 13.9% de la fuerza laboral conformada por mujeres. Debido a las condiciones favorables del sector, es probable que esta cifra aumente pronto y con fuerza.

Podría compartir más datos, como que en 2018, la carrera de minería y extracción se ubicó en cuarto lugar entre las mejores remuneradas, pero no hace falta.

Es claro que el talento en la industria minera siderúrgica es un elemento esencial para su crecimiento y es una mina de oportunidades para el desarrollo profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here