El gobierno federal anunció ayer el mayor aumento del salario mínimo en 25 años, que llevará a los trabajadores de percibir 88.36 pesos diarios a 102.68 pesos en todo el país, lo que representa una alza de 16.21 por ciento, y la cual se verá reflejada a partir del 1 de enero de 2019.

Con la nueva política de salarios mínimos iniciará también la creación de una zona económica salarial en la frontera norte donde el salario mínimo será de 176.72 pesos en los primeros 25 kilómetros desde la frontera con Estados Unidos.

Para lograr este aumento, el presidente Andrés Manuel López Obrador trabajó con el Banco de México, empresarios y líderes de las centrales obreras, quienes lo acompañaron ayer en el anuncio oficial en Palacio Nacional

Es un acto de madurez política, de responsabilidad, de conciliación, de acuerdo; un acto que de confianza para seguir adelante para mejorar las condiciones económicas, laborales y sociales de nuestro país

Expresó que nunca se fijará el salario por debajo de la inflación, aunque haya problemas económicos, financieros graves. Cada vez que haya alza salarial, garantizó, no se actuará de manera irresponsable, por lo que siempre se tomará en cuenta al Banco de México para cuidar que no se dispare la inflación.

En la presentación también estuvo la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, quien resaltó que “por primera vez en muchos años, el salario mínimo estará a la par de la línea de bienestar individual”.

Y la funcionaria agregó que “la política laboral del nuevo gobierno es fundamentalmente social e incluyente.

El aumento del salario mínimo es un factor esencial dentro de una estrategia integral para dignificar el mundo del trabajo: incorporar a millones de jóvenes a empresas que los capaciten; impulsar la justicia laboral y la democracia sindical; proteger los derechos de los sectores más vulnerados; reducir la informalidad; y promover el diálogo abierto y responsable entre todos los factores de la producción para lograr que el trabajo digno, justo, decente y suficiente sea una realidad en México”. El aumento en el salario mínimo en la frontera norte no tendrá implicaciones inflacionarias, señaló Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía (SE).

Por su parte, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, indicó que después de un esfuerzo conjunto de varios años se logrará recuperar el valor del salario mínimo para que alcance la línea de bienestar.

Aunado a ello, el presidente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, indicó que el sector obrero vigilará para que con la ley en la mano se favorezca a la base trabajadora.

Nadie en su sano juicio puede pensar que una familia de dos pueda vivir con el salario anterior de 80 pesos.. Se harán más cosas en estos seis años que en los últimos 83 años

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here