Tal situación, reconocen las autoridades estatales, implican sanciones al Ayuntamiento, si bien lo que se ha privilegiado es el trabajo conjunto para resolver las problemáticas, según sostiene el titular de la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Jaime Rivas Loaiza.

“Está mal esa membrana, no está funcionando correctamente”, dijo el servidor público de la Sexta Celda del Relleno Sanitario, situación que ha provocado una cadena de problemas

Esta, explica, tiene deficiencias que no permiten utilizarla, lo que ha provocado además acumulación a un costado de la Planta de Transferencia. Esto porque el ritmo de recolección, es mayor a la capacidad actual del relleno de carretera a Mezquital.

Esa basura, según ha corroborado este medio de comunicación, es almacenada en un espacio no preparado técnicamente para ello.

Sin embargo ese no es el único problema: en la actualidad, la Planta de Transferencia mantiene fallas en las bandas de selección y en el trabajo de compactación, lo que provoca que buena parte de los desechos sean colocados en los camiones de traslado sin compactar ni “empacar” como es debido.

Eso causa que, a lo largo del camino de la Planta de Transferencia al Relleno, las unidades pierdan parte de su carga, misma que se ha regado en los costados de carretera a México, Periférico y vía a Mezquital.

De manera contante, ante tal problema, la Dirección Municipal de Servicios Públicos (dependencia responsable del manejo de la basura) envía a empleados a recoger parte de lo que se tira, sin embargo, su capacidad es insuficiente.

Cabe recordar que la Planta de Transferencia se inauguró en el año 2010 y se encuentra en el kilómetro 4.5 de la carretera Durango-México; actualmente, existen quejas de malos olores en los alrededores, surgidos a raíz del incorrecto almacenamiento en un predio no diseñado para ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here