Enrique Herrera, el hombre que compró “La Bestia”, aseguró que seguirá prestando al presidente Andrés Manuel López Obrador el vehículo que pertenecía a Enrique Peña Nieto.

Después de recoger la Chevrolet Suburban modelo 2014, expresó que “al señor presidente siempre le vamos a prestar cualquier carro, no nomás ese, los que quieran”.

Llegó a las 11:00 horas de la mañana a las oficinas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para recoger los vehículos, los cuales se los entregaron pasando las 11:46 horas.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público le entregó el vehículo sin batería, con un cuarto de gasolina y con un kilometraje de 22 mil, aún le falta por recorrer 200 mil kilómetros, por lo que, dijo, “está nueva”; mientras que el Audio A8 blindado sólo ha recorrido cuatro mil kilómetros.

Salió conduciendo el vehículo rumbo a Los Pinos, con la esperanza de alcanzar a llegar a la gasolinera, para recoger las otras tres camionetas, para de ahí, llevarlas a las oficinas de la TPS en México, para después llevarlas hasta Monterrey en una nodriza.

Festejó que próximamente la gente va a ver a “La Bestia” “rodando con muchos príncipes y herederos de otros países, la ven a ver rodando con muchos extranjeros”.

Comentó que no le emociona conducir el que funcionaba como transporte personal de Peña Nieto, porque: “He conocido coches de otros presidentes más importantes de otros países que México, (por ejemplo), Emiratos Árabes Unidos, Sudáfrica, Estados Unidos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here