Francisco Guzmán Ortiz, ex Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República de la administración pasada consideró que “son falsas, difamatorias y absurdas las declaraciones del narcotraficante colombiano en Nueva York” sobre un presunto soborno millonario a Enrique Peña Nieto.

El gobierno de @EPN fue el que localizó, detuvo y extraditó a Joaquín Guzmán Loera. Desde el inicio de la administración, fue un objetivo prioritario del Gabinete de Seguridad, agregó Guzmán sobre la polémica en el juicio del capo mexicano.

Guzmán Ortiz reaccionó así en Twitter luego de que Alex Cifuentes un narcotraficante colombiano revelará que el expresidente recibió de El Chapo la cantidad de 100 millones de dólares.

El testigo apuntó que el pago habría ocurrido en octubre del 2012, dos meses antes de que jurara su cargo como presidente, aunque luego dijo no acordarse de la fecha exacta.

Detalló asimismo que fue Peña Nieto el que contactó a Guzmán Loera en 2012, tras su elección, y que le habría pedido 250 mil dólares a cambio de suspender la búsqueda nacional del capo, a lo que “el Chapo” contestó con una contraoferta de 100 millones de dólares.

Cifuentes concretó sin embargo que no fue testigo de ese alegado soborno, sino que fue el propio capo de la droga el que le contó los detalles de la supuesta operación.

El portavoz de Peña Nieto, Eduardo Sánchez, ya negó el pasado noviembre que el antiguo mandatario hubiera aceptado sobornos por parte del presunto líder del cártel de Sinaloa, después de que la defensa del Chapo hubiera lanzado dicha acusación durante el inicio del juicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here