Los gobernadores de los principales estados mineros: Javier Corral, de Chihuahua; José Rosas Aispuro, de Durango; Héctor Astudillo, de Guerrero; Claudia Pavlovich, de Sonora, y Alejandro Tello, de Zacatecas, le enviaron la semana pasada una carta al presidente López Obrador pidiéndole que dé marcha atrás a la desaparición del llamado Fondo Minero, o Fondo para el Desarrollo Regional Sustentable de Estados y Municipios, cuyos recursos ya no se destinarán a proyectos para combatir la pobreza en los municipios, sino a la Secretaría de Educación Pública para la construcción o remodelación de escuelas.

Con la aplastante mayoría de Morena se aprobó la reforma en la Ley de Derechos para 2020 y existe una gran preocupación en las entidades y municipios que se beneficiaban de los aproximadamente 4,500 millones de pesos anuales que pagan las empresas mineras en derechos.

El Fondo Minero fue creado en 2014 y ha recaudado desde entonces 18,000 millones de pesos. El primer cambio en la 4T fue cambiar el nombre a Fondo para el Desarrollo de Zonas de Producción Minera y se transfirió de la Sedatu a la Secretaría de Economía.

Los gobernadores le piden regresar al esquema original de participación de estados y municipios y buscar una mayor participación de la población de los habitantes de las zonas geográficas con producción minera impulsando proyectos de agua potable y alcantarillado; drenaje sanitario, obras de mantenimiento y reconstrucción de caminos municipales y rurales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here