El Instituto Nacional Electoral repondrá las 11 mil boletas que fueron robadas el lunes por un comando armado en el municipio de Macuspana, Tabasco, por lo que el domingo 1 de julio todos los ciudadanos podrán votar con normalidad.

“Robaron tres paquetes de la elección federal y tres de la elección local. Está el proceso de reimpresión en los talleres, teníamos un pequeño remanente de papel seguridad que es el que se ha aprovechado para imprimir tanto las boletas federales como en las locales, las cuales estarán en custodia militar”, dijo Marco Antonio Baños Martínez, presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral.

El consejero explicó que será a más tardar este miércoles por la mañana cuando las nuevas boletas salgan rumbo a Tabasco, lo cual permitirá que estén a tiempo en las casillas el domingo 1 de julio, por lo que no habrá contratiempos para que los ciudadanos puedan sufragar.

“Sabemos cuáles son, recuerden que cada paquete electoral va en cantidades exactas, sabemos de qué folio a qué folio son, así que van a ser declaradas anuladas y se informará a los presidentes de casilla al respecto”, añadió sobre el destino del material robado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here