Miles de maestros agremiados a la sección 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE), se sumaron a una jornada nacional de lucha para conmemorar los 50 meses de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la normal rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotizinapa, Guerrero y en el marco de la defensa del carácter público de la educación, así como la abrogación de la Reforma Educativa.

Estas acciones se replicaron en diferentes entidades del país donde la Coordinadora tiene presencia, así como en la Ciudad de México, donde también realizaron un juicio político popular al presidente Enrique Peña Nieto; Aurelio Nuño Mayer, extitular de la Secretaría de Educación Pública; también en contra de los exdirigentes del SNTE, Elba Ester Gordillo y Juan Díaz de la Torre; del gobernador de Chiapas Manuel Velasco, entre otros funcionarios que, a decir del magisterio, han violentado a la educación y economía de México.

“Particularmente en Chiapas, condenamosal fallido gobierno estatal por la insultante corrupción, el saqueo descardo de las arcas públicas y el descomunal desvío de recursos públicos que han sumido a Chiapas en una crisis financiera y ha provocado el incumplimiento en la reconstrucción de viviendas y escuelas afectadas por el terremoto del 2017, la ruina de la infraestructura de los servicios de salud pública, así como una brutal deuda a trabajadores de la salud, educación, pequeños empresarios, prestadores de servicios y proveedores de insumos.”

Este mismo día, miles de trabajadores adheridos a la sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de la Salud (SNTSA) hicieron lo propio al sumarse a la marcha multitudinaria rumbo al Palacio de Gobierno, donde expusieron una serie de demandas, entre ellas la exigencia de que el gobierno chiapaneco salde una deuda millonaria a favor de este sector.

María de Jesús Espinoza de los Santos, lideresa de este gremio señaló que hoy cumplen 30 días de estar en Asamblea Permanente.

En este mismo sentido precisó que no salen a las calles por gusto sino exigiendo sus derechos entre ellos los pagos que le deben a todos los trabajadores de este sector.

Ambos sectores de trabajadores demandaron que se hagan a un lado las complicidades, las simulaciones y la impunidad, y que se castigue a los responsables de los crímenes cometidos en contra del pueblo mexicano.

Finalmente, coincidieron en que no podrá estar de acuerdo en el “borrón y cuenta nueva” propuesto por el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, pues no se puede perdonar –dijeron-, a los responsables del hambre y la miseria, de la violencia y el terror como política de Estado, de la desaparición forzada y demás crímenes que laceran a los mexicanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here