“México ha perdido competitividad como destino de inversión en la minería”, consideró Karen Flores, directora general de la Cámara Minera de México, debido al régimen fiscal que implica, entre otras cosas, la imposibilidad de la deducibilidad de la exploración.

En el estudio Fraser Institute que evalúa el régimen fiscal, ubica al país en el lugar número 71 de 83 jurisdicciones. El deducir al 100% los gastos de exploración y establecer pactos de estabilidad fiscal en plazos de 15 a 20 años, como sucede en países competitivos para la minería en Latinoamérica, como Perú, Chile y Argentina, será una propuesta del organismo empresarial.

Destacó que la minería significa trabajos, empleo y bienestar para millones de mexicanos. De hecho, informó, las empresas afiliadas a la Camimex podrían llegar a invertir aproximadamente 24 mil millones de dólares en este sexenio si se dan las condiciones óptimas de inversión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here