“No se pretende restringir el acceso a nuestro país, no se cerrarán fronteras”, aseveró el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Hugo López-Gatell.

En conferencia matutina, aseguró que no hay demostración científica de que estas medidas mitiguen el riesgo de transmisión.

Desde Palacio Nacional dijo que tomar la decisión de restringir el acceso al país, tendríamos como consecuencia gravísimas afectaciones económicas y sociales.

El funcionario recordó que México, primeramente, puso atención a los vuelos procedentes de China, pero ahora reforzará sus medidas debido a que recibe vuelos de 10 países afectados.

El miércoles por la noche, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la suspensión de todos los viajes desde los países de Europa a Estados Unidos con la excepción del Reino Unido para prevenir la propagación del coronavirus.

La suspensión entrará en efecto la medianoche de este viernes y durará al menos 30 días, detalló Trump en un mensaje televisado a la nación desde el Despacho Oval.

López-Gatell recordó que en 2009 ante la epidemia de influenza en México hubo confusiones y se pasó directamente de cerrar la movilidad en Ciudad de México a clausurar espacios públicos en todo el país.

Dijo que los criterios de aquel episodio “estuvieron gobernados por el miedo y la política y no por la técnica”, por lo que ahora si existe disciplina se puede construir un esquema ordenado de cancelación o restricción de espacios públicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here