La mina de oro y plata ha estado en funcionamiento desde 1993, se encuentra a 50 km al este de la ciudad de Querétaro y gracias a ésta se han generado miles de empleos en la región.

Se ha difundido información no verídica con el objetivo de desprestigiar a la mina, argumentando que sus casas sufrieron grietas por las explosiones utilizadas para abrir una boca de mina.

Es importante desmentir estos rumores y comentarios que se han generado acerca de ciertas explosiones que están ocurriendo en la mina y que supuestamente están afectando las casas de los habitantes de la zona. Inclusive, la industria minera es una de las más reguladas por el gobierno. Son muchos los reglamentos y condiciones de seguridad que se deben cumplir antes de siquiera iniciar operaciones. No hay que incurrir en falsas acusaciones para desprestigiar a una empresa que ha generado empleos y en las que se han beneficiado muchas familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here