El secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, dejó en claro que no hay falta de Estado ni ausencia del gobierno, sino que se previno no enlutar hogares, tras la liberación de Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo.

Al ofrecer un mensaje a medios tras los hechos violentos que se registraron ayer en Culiacán, donde efectivos militares iban a cumplimentar una orden de aprehensión de Ovidio Guzman López; Durazo Montaño mencionó que se dejó en libertad a este presunto delincuente para evitar un derramamiento de sangre”.

“Nuestro objetivo no es enlutar hogares, sino resarcir el desgarrado tejido social”, comentó.

El funcionario sentenció que no se regresará a los tiempos de las masacres generalizadas, ya que “no nos interesa andar por la vida envueltos en el manto de sangre derramada”.

Durazo Montaño señaló que van a ganar el desafío de la paz, “pero no convirtiendo a México en un cementerio”.

Externó que los grupos delincuenciales son resultado de décadas de corrupción política y el abandono social.

“No vamos a abandonar nuestra estrategia de paz. No hay falta de Estado ni ausencia de Gobierno en esta decisión”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here