Carambola de cambios en la Procuraduría General de Justicia (PGJ) se viven con la llegada del nuevo titular de la Policía de Investigación, pues Luis Felipe Valdez dejó el área de investigación en materia de secuestros tras el plagio del estudiante de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo Hernández, entre otros universitarios.

También dejaron sus cargos los comandantes en jefe Claudia Gutiérrez y Luis Roberto Muñoz, quienes se encargaban de las direcciones de Investigación Criminal de las fiscalías desconcentradas y centrales. De igual manera fue removido Benjamín García López, de inteligencia.

Aún no se han dado a conocer quiénes serán los sucesores, cuya selección correrá a cargo del nuevo jefe general de la Policía de Investigación, Omar García Harfuch y que los palomee titular de la PGJ, Ernestina Godoy Ramos.

Precisamente la funcionaria calificó ayer a Harfuch como “el mejor policía de México que reforzará la estrategia de seguridad y justicia del Gobierno local”.

En este tono de refuerzo, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció la entrada en servicio próximamente de dos grupos, uno de ellos combatirá frontalmente a la delincuencia organizada y otro proporcionará auxilio a la población.

En el Stand de Tiro de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), su titular, Jesús Orta Martínez, presentó el Comando de Operaciones Especiales, cuyo objetivo es enfrentar al crimen organizado, desarticular bandas delincuenciales de alta peligrosidad y patrullar zonas calificadas de riesgosas.

El otro grupo es la Unidad de Tácticas de Apoyo a la Población, que se integrará con efectivos de las policías Montada, Ambiental, Femenil y de Transporte, quienes serán capacitados y certificados en primeros auxilios y como rescatistas, además de protocolos de actuación policial de proximidad.

MEJORAR LA SEGURIDAD

Sheinbaum apuntó que con este proyecto se manda un mensaje a la población de que se fortalece la inteligencia, a la SSC y que el Cuerpo de Granaderos se transformó en un contingente especial de seguridad pública; otro de atención a la ciudadanía, que habrá una coordinación con la Guardia Nacional y se atenderán las causas de la delincuencia.

Sin embargo, la mandataria local no le puso fecha para que empiecen a notarse los resultados, calculó que en los próximos días, este mes o el otro, y ratificó: Nosotros no hacemos ningún acuerdo con algún grupo delictivo ni se negocia con la mafia y este fortalecimiento que estamos haciendo es para fortalecer la seguridad.

En cuanto al costo que tendrá el Comando de Operaciones Especiales, el titular de la SSC informó que ascenderá a 180 millones de pesos, los cuales se tomarán de reorientaciones presupuestarias: y otros 300 millones de pesos se emplearán en la remodelación de los 73 sectores, más 150 millones de pesos que aportarán las alcaldías.

Concebido como un grupo SWAT, agregó el funcionario, tendrán el mejor armamento, equipamiento, la mejor tecnología y aparato de inteligencia, así como coordinación con la Guardia Nacional.

“Patrullará en zonas donde muchas veces no entraba la policía por distintas razones. No vamos a dejar un lugar donde no entre la policía”, concluyó.

Otro cargo que quedó acéfalo es el de la Fiscalía para la Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos, pues José Carlos Villarreal quedó fuera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here