El PAN en el Senado de la República presentó una iniciativa para eliminar las “partidas secretas’’ del Presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Actualmente, el artículo 74 establece en uno de sus párrafos que “no podrá haber otras partidas secretas, fuera de las que se consideren necesarias, con ese carácter, en el mismo presupuesto; las que emplearán los secretarios por acuerdo escrito del Presidente de la República’’.

En la propuesta del Partido Acción Nacional, ese cuarto párrafo del citado artículo constitucional queda eliminado.

La senadora Minerva Hernández Ramos enfatizó que durante el periodo de 1983 a 1997, los presidentes gastaron casi mil 342 millones de dólares en el manejo de la partida secreta. De éstos recursos, el 26% fue ejercido por el presidente Miguel De la Madrid; el 63% -la cifra más alta- por el presidente Carlos Salinas de Gortari; y el resto, 106 millones de dólares por el presidente Ernesto Zedillo.

A partir de que en 1997 el Partido Revolucionario Institucional dejó de ser mayoría ante la Cámara de Diputados, el presupuesto asignado a la “partida secreta” se redujo sustancialmente.

Sin embargo, en virtud de que el concepto “partida secreta” continúa vigente, hay otros fondos que se han utilizados con ese mismo carácter.

Al respecto, Hernández Ramos señala que en el sexenio del Presidente Enrique Peña, se ha abierto un resquicio para el uso no revisable de recursos en la partida 33701 “Gastos de seguridad pública y nacional”, misma que ha ejercido recursos veinte veces superiores a lo que le fue autorizado.

La senadora panista recordó que de acuerdo con el Índice de Percepción de la Corrupción publicado por Transparencia Internacional, en 2017 México se ubicó en el lugar 135 de 180 países con una puntuación de 29/100. Es así que nuestro país se mantiene por debajo de sus principales socios y competidores económicos, pues 40 posiciones separan a México de China, India y Brasil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here