10 de noviembre de 2020. En junio de 2017, pensando en la candidatura al Gobierno de Tabasco, Gerardo Gaudiano Rovirosa, sin permiso de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) tomó la absurda decisión de echar abajo el muro de contención que protegía al malecón de futuras inundaciones para anunciar con bombo y platillo la construcción del Parque Lineal, una obra ambiciosa en su administración.

El proyecto fue cuestionado desde su inicio, y a pesar de contar con un diseño arquitectónico de buen nivel, el problema que desencadenó fue en su ejecución.

Hoy, en medio de la crisis por filtraciones en la zona de Malecón, justo en la parte donde se construyó dicha obra, Gaudiano Rovirosa reapareció a través de sus redes sociales a defender su proyecto argumentando que la Conagua avaló la demolición del Centro de Entretenimiento y Negocios del Malecón (Cenma) para dar paso al proyecto, obra que costó al municipio más de 20 millones de pesos.

Lo que no puede negar el candidato perdedor de 2018 es que el agua sacó a relucir la ineficiencia de la obra pues la misma está construida ¡sobre unicel! Videos de redes sociales evidencian que la mayor filtración en el Malecón del corazón de Villahermosa proviene del sitio donde tendría que haber un muro, pero al gobierno anterior municipal se le ocurrió poner unicel.

En su momento, los trabajos estaban contemplados en 45 días para su desmantelamiento y cuatro meses para su conclusión, sin embargo, estos se prolongaron al grado de quedar totalmente en el abandono cuando las autoridades de la Conagua advirtieron que la modificación de la obra no podía continuar. 

La empresa responsable de la obra fue Omega Construcciones, la cual fue emplazada por el área jurídica del Ayuntamiento para entregar los trabajos, aún y cuando apenas unos días después de su inauguración presentaba desperfectos evidentes como el desprendimiento de lozetas, rotura de la pista de tartán y desperfectos en la cimentación.

En aquel momento el entonces diputado priista César Rojas Rabelo criticó severamente las decisiones del edil perredista argumentando que seguía dando muestra de estar “verde” con otra obra inconclusa. Por el contrario, la bancada panista, partido que por cierto se coaligó con el PRD en las elecciones del 2018, avaló a Gaudiano Rovirosa, la hoy secretaria general del partido albiazul, Solange Soler Lanz, dijo que veía bien el proyecto debido a que ya tenían entre manos la alianza partidista.

Ante los señalamientos y la polémica que no fue menor en medios, el proyecto paró aunque, el director de Obras Públicas, José Alfonso Tosca, sostuvo que la obra no requería permiso de la Conagua porque el CENMA ya estaba concesionado al Ayuntamiento de Centro y no tocaba el muro de protección.

Hay que recordar que Gaudiano fue, como diputado federal del 2012 al 2015 diputado federal y presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos en San Lázaro, donde entre otros temas abordó con Conagua la posibilidad de privatizar el manejo de las aguas. Su conocimiento del tema y contacto con las altas esferas lo llevaron a que años después cobrara favores y lo eximieran de la obtención de permisos para semejante obra de relumbrón.

Sería importante que, con cabalidad, quienes están hoy al frente de los gobiernos municipal, estatal y federal, transparenten todo lo relacionado con ese parque y empiecen a deslindar responsabilidades. Si las omisiones ocurridas tienen nombre y apellido, deben empezar a llamarlos a cuentas de forma inmediata pues Tabasco no aguanta otra inundación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here