El presidente Andrés Manuel López Obrador opinó que, a Enrique Peña Nieto, su antecesor en el cargo, lo ninguneaban los periodistas porque no tenía autoridad política ni moral para ejercer el derecho de réplica.

Antes como no tenía autoridad moral el gobernante, no tenía autoridad política, si no se tiene autoridad moral, no se puede tener autoridad política, cualquier periodista, lo ninguneaba y no podía responder porque le sacaban sus asuntitos expresó durante la conferencia mañanera en Palacio Nacional.

López Obrador insistió en que él sí tiene autoridad moral para seguir arremetiendo contra la prensa cuando, a su consideración, los cuestionamientos a su poder responden a una actitud tendenciosa, a la vez que rechazó una eventual polarización entre los ciudadanos por sus comentarios.

Insistió en que “yo no inventé lo de fifí” y tampoco tiene “rencores ni odios” contra los medios de comunicación, pero seguirá señalándolos porque es su derecho de réplica como ciudadano.

Si es prensa fifí, si es conservadora y hace cuestionamientos sin ton ni son, tienen derecho, es garantizar el derecho a disentir, pero yo tengo también el derecho a manifestarme y que no se entienda que es una cuestión de odios, de rencores.

“Yo tengo autoridad moral, por eso cuando estoy viendo que hay una actitud tendenciosa de la prensa, porque eso no tiene nada qué ver con la polarización, siempre ha existido la prensa conservadora”, excusó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here