El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) propone que el Impuesto Sobre la Renta (ISR) se elimine para las personas formales que perciben ingresos menores de 10,298 pesos mensuales.

“Es una reforma fiscal en la que se propone reducir el ISR a la mayoría de los trabajadores asalariados que hay en el país  y con ello fortalecer las vías de entrada a la formalidad”, expuso en conferencia de prensa, Ana Martínez, consultora del IMCO.

Actualmente un trabajador formal promedio gana 9,500 pesos mensuales y paga 10% de su salario del ISR, por lo que se propone una tasa cero, expuso.

“Una persona que gana 10,298.35 pesos paga una cuota fija de ISR de 786.54 pesos mensuales, lo cual es un impacto para su bolsillo. Buscamos que se elimine la tasa del ISR y cuota Fija para los primeros cinco rangos de ingreso menos a 10,298.35 pesos”, apuntó.

Esto implicaría un mayor dinamismo del consumo y de la economía ya que el asalariado podría consumir más o ahorrar más, abundó.

Martínez indicó que esto no implicaría una carga fiscal adicional a ningún contribuyente, ni modificaciones al esquema de subsidio al empleo.

Con esta propuesta, 15.5 millones de trabajadores serían beneficiados, lo que representa el 74% del total de los asalariados inscritos en el IMSS e ISSSTE.

Además, destacó que con esta propuesta, se reduciría la informalidad de 56% a 25%, lo cual sería un impulso significativo para el país.

Para el erario público, expuso que significaría dejar de recaudar 73,900 millones de pesos al año, monto que representa el 11.5% de lo que se obtienen en ingresos del ISR y el 2.7% de los ingresos totales en materia tributaria.

“Esto no es tan malo, porque en 2015 y 2016 el gobernó federal presentó excedentes en la recaudación del ISR por 177,000 millones de pesos, con lo que la caída en recaudación con esta propuesta se podría cubrir sin afectar el presupuesto de ingresos tributarios”, apuntó.

Para llevar acabo dicha propuesta sólo se requiere modificar las tablas de tarifas mensuales y anuales de los artículos 96 y 152 de la Ley del ISR.

El IMCO tenía contemplado entregar esta propuesta el 20 de septiembre, pero por el sismo pospusieron la entrega al Congreso del Unión.

Contemplan entregar esta propuesta antes de que se apruebe la Ley de Ingresos del 2018 y de no entrar, la propuesta se entregará para el próximo año a los candidatos presidenciables.

Serviría para mejorar la pensión

Para mejorar las pensiones que recibirán los trabajadores, Manuel Molano, director adjunto del IMCO comentó que parte de la reducción que se realice por quitar el ISR se podría destinad a la cuenta de afore.

“Los mexicanos no estamos ahorrando lo suficiente para el retiro (…) si reducimos el ISR, nos abre un espacio para prevenir una crisis pensionaria para los que empezaron a cotizar a partir de 1997”.

Actualmente, las aportaciones para el retiro que realizan los trabajadores que cotizan al IMSS es de 6.5%, lo cual les dará una pensión menor de 30% de su último salario.

Al reducir el pago del ISR del trabajador es posible aprovechar parte de este ingreso para duplicar las contribuciones que se hacer a la afore.

“Del 6.5% de las aportaciones, el trabajador aporta 1.125%, si se aceptara la propuesta de reducir el ISR crecería a 2.25%”, acotó.

Para este caso, se requeriría cambiar cuotas de trabajadores a ramos de cesantía en edad avanzada y vejez en el artículo 168, inciso II de la Ley  del Seguro Social.

No interfiere en reconstrucción por sismos

Los integrantes del IMCO aseguraron que con dicha propuesta, el gobierno no tendrá problemas para continuar con el proceso de reconstrucción de zonas afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

“Está propuesta no afecta porque con suerte podría entrar en la Ley de Ingresos de 2018 y por tanto en el presupuesto y ello podría beneficiar a muchos trabajadores”, dijo Martínez.

El hecho de regresar este dinero a los trabajadores implica dinamizar la economía a su alrededor, lo cual ayuda en que a pesar de la austeridad del gasto público se pueda mantener el dinamismo de la economía, recalcó la consultora del IMCO.

Por otra parte, Juan Pardinas, director general del IMCO  indicó que también se debe actualizar las tasas del ISR de acuerdo a la inflación.

“Cada año el sueldo del trabajador se actualiza de acuerdo a la inflación, por lo que su poder adquisitivo se mantiene, es decir le alcanza para comprar los mismos productos que antes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here